Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Espectaculos / Till Lindemann

Declaran inocente a vocalista de Rammstein tras acusaciones de abuso sexual

Ni una sola mujer presentó de manera formal una imputación ante la fiscalía.

Ciudad de México.- La Fiscalía de Berlín informó que no continuará con las investigaciones contra el cantante y líder de la banda alemana Rammstein, Til Lindemann, quien fue señalado de haber drogado y abusado de mujeres.

Las autoridades competentes dijeron que las investigaciones, que comenzaron en junio, “no proporcionaron ninguna prueba”, por lo que no pudieron fundamentar las acusaciones debido a que no recibieron testimonios directos de las presuntas partes afectadas.

En este sentido, la defensa legal del músico puntualizó que pese a haberse divulgado denuncias contra su cliente, ni una sola mujer presentó de manera formal una imputación ante la fiscalía de la capital alemana.

La rápida finalización del proceso de investigación por parte de la fiscalía estatal de Berlín demuestra que no hay pruebas suficientes de que nuestro cliente haya cometido presuntamente delitos sexuales¨.

Dijeron los abogados de Lindemann.

Fue en junio pasado cuando iniciaron las investigaciones tras la aparición de numerosos reportes de la prensa donde el vocalista de Rammstein era señalado de abusar de distintas mujeres.

La primera en entregar su testimonio fue Shelby Lynn, de Irlanda del Norte, quien acusó públicamente al cantante de haberla drogado y agredido sexualmente después de un concierto en Vilna, capital de Lituania, en mayo pasado. Otras mujeres jóvenes también testificaron contando hechos similares ante los periodistas.

Según la versión de dichas mujeres, las fanáticas del grupo que se encontraban en las primeras filas de los conciertos eran filmadas o fotografiadas para que Lindemann pudiera seleccionarlas e invitarlas a las fiestas donde supuestamente cometió el abuso en su contra.

Por su parte, Til siempre defendió su inocencia y sus abogados declararon en más de una ocasión que las denuncias eran todas falsas. Previo a esto, las autoridades lituanas también se negaron a abrir una investigación sobre las acusaciones realizadas sobre el concierto en Vilna, también por falta de pruebas.

En esta nota