No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

Crisis de Badabun es telenovela: Ex colaborador

Tras darse a conocer los supuestos abusos en Badabun, José Chinchillas, quien formo parte de la empresa, asegura que los ‘youtubers’ les están dando ‘atole con el dedo’ a sus millones de seguidores.

Avatar del

Por Andrea García

José Chinchillas expuso su "verdad".

José Chinchillas expuso su "verdad".

Como una novela, donde les están dando atole con el dedo a los millones de usuarios que siguen a Badabun, así consideró José Chinchillas lo que sucede tras la supuesta salida de cinco de sus youtubers más famosos.

Tras darse a conocer el pasado 5 de diciembre el acoso sexual, laboral y homofobia que se vive dentro de las filas de la plataforma con sede en Tijuana, quien fuera parte de esta decidió alzar la voz.

“Por qué creo yo, porque los conozco, porque desgraciadamente para ellos, los conocí bastante, para empezar les aplaudo, porque es una muy bonita novela la que están armando, César es muy inteligente”, sostuvo Chinchillas.

El youtuber originario de Guanajuato destacó que de todos los que, en apariencia denunciaron, Kevin Achutegui, Danny Alfaro, Queen Buenrostro, Kim Shantal y Alejandro Flores, solo les cree a estos dos últimos.

“De Alex y Kim Shantal lo comprendo, porque César siempre dijo que no servían para nada y no le generaba nada a la empresa lo que el quería”, recalcó.

Pero entonces, qué papel juega aquí Juan de Dios Pantoja, youtuber que les abrió su canal para que el mundo supiera lo que estaba sucediendo.

“Juan de Dios es un contraparte, un contrapunto, en un torno donde va a mover la pieza, es una pieza nada más que creo sinceramente está fuera de esto, lo están utilizando”, consideró.

Chinchillas puntualizó que Carolina Díaz, quien es otra de las youtubers aún dentro de las filas, sigue compartiendo “apoyo” al equipo denunciante desde su cuenta, cuenta que le pertenece a Badabun.

“Compartió uno donde dice que no fue mentira su relación con Carlos Rizo, pero Caro nunca anduvo con Carlos, por qué nunca anduvo con él, porque desde que estábamos en (las oficinas de) Cumbres Juárez, Carolina siempre fue novia de uno de los socios”, subrayó.

De nueva cuenta repitió que esto es una novela, de la que él no estaba dispuesto a guardar silencio.

“Entonces es una novela todo esto que se está viviendo, que se está realizando”, reiteró José Chinchillas.

Vendrán cambios positivos

Una vez que esta “novela” termine, el cambio que por estrategia quieren lograr, dijo, es volver a ser “amigos” todos otra vez, y empezará una producción distinta.

“Luego esto de que ya están contentos porque les van a soltar las redes sociales, no es cierto, las redes sociales se las van a contar pero con condiciones”, apunto.

“Y todo esto lo están haciendo para darle un cambio a todo el contenido que los chicos de Badabun habían estado compartiendo, todo esto lo están haciendo para soplarle al carbón para que vuelva a prender”, añadió.

Chinchillas, que salió hace siete meses de la empresa, comentó que se enteró por alguien que sigue dentro de esta, de que ayer habría una junta para decidir el rumbo de lo que viene.

El resto de la entrevista, con más declaraciones, la puede encontrar en ELIMPARCIAL.COM y en la página de Facebook de FRONTERA.

Lo relegan por "Exponiendo infieles"

“Exponiendo infieles” uno de los programas más famosos de la plataforma Badabun, según José Chinchillas, quien colaboró con esa empresa, logró el éxito gracias a su talento y el de dos compañeros más.

Cuando se inició este proyecto, se contaba con 8 millones de seguidores en YouTube, y la estadía de Chinchillas junto a Miguel Romo y Julieta peligraba por no tener algo que generara y por ende no le convenía a la firma.

“El morbo es lo que vende, entonces a Miguel se le ocurrió decir ‘vamos a salir a las calles a exponer los teléfonos de las parejas’”, comentó esto con base en su experiencia personal.

En las primeras 15 horas el episodio uno tuvo un impacto de 22 millones de vistas y fue entonces que aseguraron tres meses más de trabajo.

“Yo ahí comprendí que esa empresa era meramente convenenciera”, dijo Chinchillas.

Luego la conductora a cargo, Julieta, dejó el proyecto por una nota inventada sobre su supuesta muerte.

Fue entonces cuando vino la llegada de Lizbeth Rodríguez, la chica Badabun, amiga de él, y a quien llevó a la empresa para que condujera ese programa.

Con el tiempo, Badabun hizo a un lado el proyecto de apoyar en solitario a Chinchillas y se enfocó solo a “Exponiendo infieles” en los cuales participó solo en 100 programas.

Así lo dijo

“Quiero ampararme antes que nada, quiero decir a cámara que si algo llega a suceder conmigo, ojala que  no, es responsabilidad de esta empresa”, refirió José Chinchillas a Badabun. 

En esta nota

Comentarios