No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

Carlos Baute reconoce y posa por primera vez con su hijo de 33 años

Luego de una batalla legal que comenzó en 2012, el cantante venezolano, Carlos Baute, reconoció públicamente a su hijo mayor, José Daniel Arellán de 33 años.

Avatar del

Por El Imparcial

Carlos Baute reconoce y posa por primera vez con su hijo de 33 años(Instagram)

Carlos Baute reconoce y posa por primera vez con su hijo de 33 años | Instagram

CIUDAD DE MÉXICO. – El cantante, compositor, actor y presentador venezolano, Carlos Baute, reconoció como hijo a José Daniel Arellán, fruto de su relación con Nallera Zerimar Arellán Castillo, cuando el cantante tenía 15 años y ella 13 años.


Por medio de su cuenta de Instagram, Baute reconoció públicamente a su hijo mayor y se disculpó por sus errores del pasado, pues el cantante venezolano siempre se mostró muy orgulloso de su familia al lado de la arquitecta Astrid Klisans, con quien tuvo tres hijos: Maskuss (5), Lienne (4) y Álisse (2), pero se negaba a hablar de José Daniel.


Celebrando el Día del Padre, les comparto esta foto que me hace inmensamente feliz. Después de tantos malentendidos por ambas partes, José Daniel y yo tenemos la relación padre e hijo que debió haber sido desde siempre. Te pido perdón por mis errores y de ahora en adelante vamos a recuperar el tiempo perdido. Te quiero hijo”, confesó el intérprete de “Colgando en tus manos”.

 

Una batalla legal que comenzó en 2012


La noticia de que Carlos Baute tenía un hijo no reconocido se dio a conocer en 2012, cuando José Daniel tenía 23 años y se presentó ante la Justicia en España para reclamar su paternidad. Si bien, el cantante lo reconoció legalmente como su hijo en noviembre de ese mismo año, la relación entre ambos siempre fue distante, aseguran los medios.


El joven exigió a su padre 900 euros al mes durante cinco años, pero en 2016 perdió la demanda. Recientemente, el abogado de Arellán confesó a “El País” que por fin se había dado una reconciliación entre ambas partes y que padre e hijo llevan un año manteniendo una buena relación.


“Paralizaron la parte legal en el momento en que llegaron a un pacto. Era absurdo mantener un litigio donde había posibilidades de una reconciliación. Hablamos durante un tiempo y finalmente la demanda se archivó”, declaró el abogado del joven.


 

En esta nota

Comentarios