No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

Antonio Sotillo, de contador a galán en la tv

El actor venezolano estudió finanzas pero ahora da vida a Pablo Morales en "Rosario Tijeras 3"

Avatar del

Por El Universal

Antonio Sotillo, de contador a galán en la tv

Antonio Sotillo, de contador a galán en la tv

Antonio Sotillo dejó su natal Venezuela a los 18 años, se mudó a Estados Unidos donde se graduó en Administración de empresas con finanzas, pero su vida dio un giro al llegar a México cuando se convirtió en actor. Primero trabajó en un bando de Miami, luego en la parte contable de una empresa de idiomas, finalmente se mudó a México para trabajar en una casa de bolsa pero un año después se dio cuenta de que no era feliz, por lo que en 2017 cambió abruptamente el rumbo hacia la actuación.

"Sentí que no me encontraba con el trabajo, y aunque era muy dedicado, porque a todo lo que hago le doy el 110 por ciento, lo cierto es que no me apasionaba, entonces renuncié y es ahí cuando un amigo modelo me sugirió tirarle al modelaje y dije: 'yo nunca me he hecho fotos en mi vida', pero me puse en contacto con un venezolano que reside en México y ahí empezamos a meterle cariño al Instagram", contó el actor en entrevista. Fue a través de un mensaje privado en su cuenta de Instagram que el Centro de Educación Artística de Televisa (CEA), lo contactó para que se presentará en la convocatoria para hombres. Dos semanas después lo aceptaron y así comenzó en la actuación.

"Estudiando fue que realmente me di cuenta que me apasionaba la actuación y es que siempre estuvo presente en mí, siendo mi mamá artista visual y fotógrafa, como que siempre estuvo en mi vida el mundo artístico pero no tenía las agallas de hacerlo, de tomar este rumbo en mi vida", afirmó Sotillo. Hoy interpreta a Pablo Morales en "Rosario Tijeras 3", que se estrenó el 15 de mayo en Netflix, para este papel tuvo que audicionar tres veces, pero Sotillo considera que la mejor virtud de un actor es ser capaz de afrontar el rechazo.

"Yo sabía que dedicarme a esta carrera no iba a ser fácil y qué estudiar actuación requiere de mucha preparación porque es un medio muy competitivo, a mí como actor México me recibió increíble pero en la industria te dicen que vas a llegar lejos y ya cuando empiezas a ir a castings te enfrentas con el rechazo y tienes que seguir adelante", dijo. Con Pablo Morales se identifica pues es un hombre noble y humilde que sólo quiere darle lo mejor a su madre. Sin embargo, Pablo es un hombre que se ve involucrado en el narcotráfico y tiene que huir luego de que decide cortarse un dedo y entregarlo a un narcotraficante para que obtengan su identidad y él reciba beneficios para él y su madre. Este papel representa para Antonio un parteaguas en su carrera y lo inspira a seguir preparándose.

"Desde el año pasado me empezó a ir bien porque debuté, pero este año decidí mejorar y para eso me di cuenta que tengo que mejorar mi acento mexicano, porque es un requisito para poder trabajar en México, porque la mayoría de los personajes son mexicanos, entonces me metí con el mejor profesor de acento de México y tomé un taller de castings que me hizo crecer demasiado y ver todo de una manera distinta", agregó. Su mayor pasatiempo antes y durante la cuarentena es el ejercicio, por lo que ya se han creado distintos club de fans que siguen su trabajo; tiene un canal de YouTube dedicado a rutinas de ejercicio y nutrición y en Instagram lo siguen más de 19 mil personas.

En esta nota
  • Espectáculos

Comentarios