Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Espectaculos / Netflix

“Eric” en Netflix: Crítica de Kristoff Raczynski

A medida que la serie progresa, Raczynski expresa su creciente decepción.

“Eric” en Netflix: Crítica de Kristoff Raczynski

La miniserie “Eric”, recientemente estrenada en Netflix, ha captado la atención de muchos, y Kristoff Raczynski, reconocido experto en cine, compartió su perspectiva.

Protagonizada por Benedict Cumberbatch, esta serie de seis episodios ambientada en la Nueva York de los años 80 comienza con la misteriosa desaparición de un niño, Edgar. A pesar de un inicio prometedor, Raczynski señala que la serie se desinfla conforme avanza, debilitada por múltiples subtramas y un ritmo narrativo inconsistente.

Un primer episodio prometedor

Raczynski destaca que el primer episodio de “Eric” es bastante sólido. Nos presenta a Vincent, el padre de Edgar, quien trabaja en un programa infantil similar a Plaza Sésamo. Vincent, que lucha con el alcoholismo y problemas familiares, se ve inmerso en la desesperación cuando su hijo desaparece tras marcharse solo a la escuela. Este inicio establece una premisa intrigante y introduce a Eric, un monstruo imaginario que parece ofrecer un toque de surrealismo a la serie.

Decepción en el desarrollo

A medida que la serie progresa, Raczynski expresa su creciente decepción. La trama se ve ralentizada por numerosas subtramas que, según él, se extienden innecesariamente. Además, los temas importantes como la discriminación, la crisis del VIH, la gentrificación y el racismo institucional, entre otros, son tratados de manera superficial, lo que dispersa la atención del espectador y diluye la historia central.

Fortalezas en las actuaciones y producción

A pesar de las críticas a la narrativa, Raczynski reconoce las fortalezas de “Eric”. Las actuaciones, especialmente la de Cumberbatch, son excepcionales. La fotografía y la música también son elogiadas, aportando una calidad visual y auditiva destacable. Sin embargo, estos aspectos no son suficientes para compensar una historia que, en palabras de Raczynski, “no va a ningún lado”.

Una historia fragmentada

La crítica de Raczynski subraya que “Eric” intenta abarcar demasiados temas en sus seis episodios, resultando en una narrativa fragmentada y a menudo pesada. Los personajes son mayoritariamente desagradables, lo que dificulta la conexión emocional del espectador con la trama. Además, ciertos elementos parecen más enfocados en hacer comentarios sociales que en desarrollar la historia de la desaparición de Edgar.

Conclusión y calificación de Raczynski

Kristoff Raczynski concluye que, aunque “Eric” tiene elementos destacables como las actuaciones y la producción, la falta de coherencia en la narrativa y el tratamiento superficial de temas importantes dejan mucho que desear. Para los que disfrutan de un enfoque más social en las series, “Eric” podría merecer un sólido 7. Sin embargo, para aquellos que buscan una historia bien desarrollada y coherente, la serie podría resultar decepcionante, con una calificación personal de 6.5.

Temas relacionados