Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Espectaculos / Kate Middleton

¿Crisis REAL? El tío “incómodo” de Kate Middleton se suma al reality ‘Big Brother’ y lanza críticas a la familia real

El tío Gary avivó la llama del conflicto entre su sobrina y el Príncipe William con el Príncipe Harry y Meghan Markle al lanzar polémicos comentarios.

Especial

REINO UNIDO.- Gary Goldsmith, quien podría ser considerado el peor pariente de la princesa Kate Middleton tras haber protagonizado varios escándalos, se ha unido al programa “Big Brother” de Reino Unido.

El tío de Middleton se ha descrito a sí mismo como “un lindo niño pequeño”, pese a haber sido atrapado en una redada de cocaína por un reportero encubierto y ser un multimillonario que se declaró culpable de agredir a su cuarta esposa.

Asimismo, admitió que tiene un “modo autodestructivo” que no puede controlar.

Pese a la fuerte crísis que enfrenta la familia real británica en este momento, luego de la condición de salud desconocida de la propia princesa Kate Middleton, así como el cáncer del Rey Carlos, la nueva situación podría generarles ‘estrés’ al tener a un personaje vinculado a ellos lanzando polémicos comentarios en televisión abierta. El evento ha desatado gran debate entre los internautas.

El tío Gary llega a Big Brother

El tío Gary, el hermano menor de la madre de Kate, hizo su primera aparición en el reality show británico “Big Brother” el martes por la noche y causó un gran impacto de inmediato con su personalidad ruidosa y sus comentarios sobre su relación con la familia real.

Mientras Gary afirma adorar a su sobrina, en una entrevista antes de entrar al programa, avivó la llama del conflicto entre su sobrina y el Príncipe William con el Príncipe Harry y Meghan Markle al criticar a los actuales príncipes de Gales por sus acciones.

“Abandonar a tu familia simplemente parece inapropiado”, aseveró el tío de Kate Middleton.

AP

También le dijo al Sun que entendía por qué su hermana Carole, la madre de la princesa, que fue vista en fotografías conduciendo a su hija, podría querer evitar verlo.

Creo que probablemente me estará viendo desde detrás del sofá, ligeramente ansiosa”, dijo.

Pero creo que si la mejor versión de Gary aparece, ¡estaríamos orgullosos de mí, eso es lo que esperábamos!” Pero advirtió: “Tengo un modo de autodestrucción, sin embargo, y mi boca se suelta”.

Llamándose a sí mismo el “buncle” (el tío malo), la aparición del hombre de 58 años en el programa de televisión abierta no podría llegar en peor momento para su sobrina y sus parientes de sangre azul.

El lunes se publicó una fotografía de la Princesa Kate mientras iba en el carro con su madre, lo cual dio pie a una nueva ola de teorías de conspiración en internet sobre por qué no puede ser vista en público.

Aunque inicialmente se suponía que volvería al circuito real después de Pascua, hubo más confusión el martes cuando se anunció que su primera aparición pública sería en el desfile militar anual llamado Trooping the Colour en junio, pese a no haber sido confirmado por el Palacio de Kensington.

En contraste, su suegro, el Rey Carlos, tiene cáncer pero ha sido fotografiado con el primer ministro y otros funcionarios británicos y ha reanudado el trabajo.

Gary, la oveja negra de la familia

Gary es el extremo opuesto de su hermana Carole Middleton, madre de la princesa, quien es el ejemplo perfecto de discreción.

Si bien él puede sentir que su corazón está en el lugar correcto y quiere mostrar lealtad a Kate y William, millones de personas sintonizan el programa con la esperanza de que revele algunos nuevos secretos reales, dando al programa sus mejores índices de audiencia en ocho años.

En su primer programa, fue interrogado por el manager de música Louis Walsh sobre cómo era tener un miembro de su familia casado con la familia real más famosa del mundo.

No voté por ello, simplemente me sucedió y luego de repente hay un foco sobre ti”, dijo.

Afirmó que Kate y William son “el salvavidas de la familia real”, y agregó que a veces le resultaba difícil comunicarse con su sobrina, quien fue dama de honor en una de sus bodas.

“Es difícil contactar a Kate en los mejores momentos”, agregó. “Ella tiene hijos y me encanta el hecho de que ponga a la familia primero”.

Aunque insistió en que no es el “oveja negra” de la familia como se le asocia, también afirmó: “Cada parte de mí está llena de travesuras y peligro”.

Ese amor por el peligro ya ha metido en problemas a Goldsmith, padre de uno, y ha causado vergüenza a su familia.

En 2009, fue atrapado en una redada de drogas en su villa española en la isla de Ibiza - una villa que apodó Le Maison de Bang Bang y donde hospedó a Kate y William.

Fue filmado por un reportero de un periódico sensacionalista entregando cocaína. Goldsmith negó consumir drogas y el reportero fue posteriormente encarcelado por interferir en el caso, en el marco de una redada no relacionada.

Más problemática es la condena del pariente real por agredir a su cuarta esposa, Julie-Ann, en 2017. Fue acusado de derribarla al suelo después de que ella lo acusara de consumir drogas durante una pelea donde se encontraba ebrio.

Se declaró culpable de un cargo de agresión por golpear y fue multado con 6,300 euros, además de recibir una orden comunitaria de 12 meses, la forma más grave de condena fuera de prisión en el Reino Unido, y 20 sesiones de rehabilitación. Insiste en que ahora es un hombre mejor.

¿Cómo es su relación con la familia de Kate?

Gary y su hermana mayor, Carole, crecieron en viviendas sociales en el oeste de Londres, donde su padre era pintor de casas y su madre trabajaba en una tienda.

Mientras que Carole, que se convirtió en azafata, fundó una empresa de decoraciones para fiestas que la hizo rica, Gary estableció una empresa de contratación que vendió por casi 40 millones de euros.

A pesar del escándalo que lo rodea, asistió a las respectivas bodas de sus sobrinas Kate y Pippa, y sigue siendo cercano a su hermana.

Si bien Kate y William nunca han hablado públicamente sobre las muchas acusaciones que les han hecho Harry y Meghan, Gary también ha demostrado ser leal a su sobrina, insistiendo en varias entrevistas en que estaba indignado de que pudieran llamarla racista, agregando que “ella no tiene ni un hueso malo en su cuerpo”.

Creo que la aparición de Gary en ‘Big Brother’ no está bien sincronizada y espero que sea sensible a la posición de Kate y que lo tenga en cuenta en todo momento”, dijo el comentarista real Jonathan Sacerdoti.

En esta nota