Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Espectaculos / Cine

Dieciocho años después, encuentran al culpable del robo de las zapatillas rojas de “El mago de Oz”

Aunque los zapatos fueron recuperados en 2018, la identidad del ladrón se revela recién el año pasado debido a la delicada salud de Martin.

Foto de Twitter de las zapatillas de rubí de Dorothy, robadas en 2005; el culpable fue encontrado recientemente.

CIUDAD DE MÉXICO.- Jerry Jon Martin, un exdelincuente al borde de la muerte, admitió ser el responsable de robar las zapatillas de rubí usadas por la actriz Judy Garland en “El mago de Oz”. Martin narró que en 2005, empleó un martillo para romper el cristal que protegía las zapatillas en el Museo Judy Garland. Aunque las recuperaron en 2018, la identidad del ladrón se desconoció hasta finales del año pasado. No obstante, debido a su frágil salud, Martin no enfrentará prisión.

En 1939, Victor Fleming llevó a la pantalla la historia de Noel Langley y L. Frank Baum, con Judy Garland interpretando a “Dorothy”, una joven llevada por un tornado desde Kansas a una tierra de fantasía. Sin saberlo, 66 años después, parte del vestuario usado en el rodaje sería objeto de robo.

A pesar de la conmoción causada en su momento por el robo de las zapatillas de rubí, las autoridades de Minnesota, EU, donde se halla el Museo Judy Garland, no lograron identificar al responsable hasta 18 años después. El autor confesó su culpabilidad el año pasado debido a una grave enfermedad que, además de requerir asistencia de un respirador las 24 horas, le llevará la vida en menos de seis meses, según informes médicos.

La revelación la hizo el abogado de Martin, Dane Dekrey, quien, a sus 76 años y con un trastorno pulmonar obstructivo, reflexionó sobre los errores de juventud. Martin, con 57 años en el momento del robo de las zapatillas, cometió su primer delito en una década tras su liberación en 1996. Sin embargo, un antiguo colega le informó sobre un robo prometedor: el robo de las zapatillas de rubí de “El mago de Oz” del museo donde estaban resguardadas.

Aunque inicialmente no le interesó a Jerry Jon, que deseaba abandonar su vida criminal, al conocer el valor de las zapatillas (valuadas en 3.5 millones de dólares y protegidas por un millón), consideró la posibilidad de participar.

Para su sorpresa, las zapatillas no eran de rubí real, sino de lentejuelas brillantes, por lo que se deshizo de ellas en tan solo dos días.

También podría interesarte: Silvia Pinal y su importante legado en la historia del cine mexicano

En 2017, un hombre contactó al FBI solicitando 200 mil dólares a cambio de información sobre el paradero de las zapatillas, que finalmente fueron recuperadas.

En esta nota