No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Dinero

Petróleo de Texas sube un 2,78 % por las medidas de apoyo a la economía

El crudo texano también se ha visto beneficiado por la devaluación del dólar derivada de las medidas anunciadas por la Reserva Federal.

Avatar del

Por EFE

El crudo texano también se ha visto beneficiado por la devaluación del dólar derivada de las medidas anunciadas por la Reserva Federal.(EFE)

El crudo texano también se ha visto beneficiado por la devaluación del dólar derivada de las medidas anunciadas por la Reserva Federal. | EFE

WASHINGTON.-El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este martes con una subida del 2,78 % gracias a las perspectivas positivas de los inversores con respecto a que los legisladores demócratas y republicanos en Washington alcancen un acuerdo en el día de hoy para aprobar estímulos para la economía estadounidense que ayuden a paliar los efectos de la crisis del COVID-19.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en mayo sumaron 0,65 dólares respecto a la sesión previa del lunes, dejando el barril en 24,01 dólares.

Los precios del petróleo se vieron así aupados por la esperanza de que demócratas y republicanos cierren por fin el acuerdo con medidas de estímulo económico que volvió a fracasar el lunes en el Senado estadounidense, por segunda vez.

El crudo texano también se ha visto beneficiado por la devaluación del dólar derivada de las medidas anunciadas por la Reserva Federal, una circunstancia que los inversores esperan que sirva para que los compradores internacionales de petróleo se beneficien del tipo de cambio.

En cualquier caso, los expertos continúan abocando al WTI a semanas de volatilidad y advierten a los inversores de que "no se sorprendan" si las últimas subidas se convierten pronto en bajadas.

En el frente entre Arabia Saudí y Rusia, la falta de acercamiento entre ambos es recibida con pesimismo y se espera que desde que a finales de marzo culmine el último recorte en la producción programado ambos países empiecen a bombear tanto crudo como estimen oportuno.

En medio de esta guerra de precios en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y la pandemia del COVID-19, el crudo está en un momento especialmente delicado desde que el coronavirus ha disminuido los desplazamientos y la demanda de combustible a mínimos históricos.

En estos momentos, los analistas auguran que una prolongada ausencia de tráfico aéreo supondrá un obstáculo significativo para la recuperación económica a nivel mundial.

En este sentido, el aumento en la producción y el suministro podría significar una nueva caída en los precios del barril, especialmente cuando se deje de aprovechar los bajos precios para llenar los almacenamientos, como ha hecho Estados Unidos, y los expertos sitúan el precio del barril de crudo por debajo de los 20 dólares durante buena parte del segundo trimestre

En este contexto, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en mayo restaron un centavo el galón hasta los 0,48 dólares, y los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, sumaron siete centavos hasta los 1,67 dólares por cada mil pies cúbicos.
 

En esta nota

Comentarios