No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Dinero

PIB puede llegar a 5.6% al normalizarse actividades económicas tras vacuna contra Covid-19

El Gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León señaló que la dirección de la política monetaria dependerá de la evolución de inflación, y el PIB mexicano podría alcanzar hasta el 5.6%  este año.

Avatar del

Por El Imparcial

Banco de México(FB oficial Banxico. Imagen ilustrativa)

Banco de México | FB oficial Banxico. Imagen ilustrativa

CIUDAD DE MÉXICO.- Hasta el 5.6% podría alcanzar el PIB mexicano este año si se agiliza la normalización de sectores económicos a partir de la vacunación contra el Covid-19, indicó el Gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León.

Sin embargo, el producto mantendrá un nivel más amplio por uno o dos años más, lo que significa, según lo señalado por el ex subgobernador Javier Guzmán Calafell, que seguirá una demanda deprimida, con recursos que no se usan y baja capacidad productiva  por un par de años más.

El banquero central señaló, al participar en el Seminario Anual de Perspectivas Económicas organizado por el ITAM, que la inversión es uno de los grandes retos para México, lo que  ha tenido una afectación negativa en el desempeño de la actividad desde antes del choque económico.

Al respecto, Díaz de León hizo un llamado  para atender los problemas estructurales que siguen afectando las decisiones de inversión.

Además del objetivo principal del Banco de México que es mantener la estabilidad del poder adquisitivo, el Gobernador explicó que la dirección de la política monetaria dependerá de la evolución de inflación, y señaló que el impacto de la campaña “El Buen Fin” en los precios bajos ya mostró que fue temporal. 

Desde sus oficinas en la Ciudad de México, comentó que a diferencia de otros países del mundo donde los precios de alimentos han caído, en México no ha sido el caso, como en la mayoría de las economías emergentes.

Díaz de León enfatizó que la pandemia y el distanciamiento social, han sido claves en la recomposición del gasto familiar, generando más  compra de alimentos, lo que también ha presionado al alza a la inflación. 

 

Con fragmentos de El Economista

En esta nota

Comentarios