No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Dinero

El actual pacto fiscal ya no da para más: Carlos Urzúa, ex secretario de Hacienda

El profesor del Tecnológico de Monterrey señaló que  se deberán ampliarse las facultades impositivas de las entidades federativas.

Avatar del

Por El Imparcial

El profesor del Tecnológico de Monterrey señaló que  se deberán ampliarse las facultades impositivas de las entidades federativas.

El profesor del Tecnológico de Monterrey señaló que  se deberán ampliarse las facultades impositivas de las entidades federativas.

CIUDAD DE MÉXICO-El ex secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, dijo que el actual pacto fiscal ya no da para más, por ello, comentó, "sería muy deseable que todas las partes involucradas se sienten pronto a la mesa para rediseñarlo".

"El actual pacto fiscal entre la federación, las 32 entidades federativas (los estados y la Ciudad de México) y los 2,467 municipios simplemente ya no da para más. No queda dinero para repartir. La cobija federalista es tan pequeña que ya ni siquiera alcanza para cubrir a todos, y se seguirá encogiendo durante el resto del sexenio si no hay pronto reformas a la Ley de Coordinación Fiscal", indicó el ex funcionario.

Agregó:

"El inicio de esa nueva convención nacional hacendaria deberá darse, de preferencia, en el segundo semestre del año que entra, pasadas las elecciones del 6 de junio. Además, para que los acuerdos sean benéficos para la nación, deberán estar siempre presentes en las discusiones los dos problemas medulares: los pocos ingresos tributarios que hay en México y la incontenible espiral del gasto público, especialmente en el caso de las pensiones. Si no se toman esos dos aspectos en cuenta, la convención acabará siendo una lamentable comedia de dimes y diretes".

En su columna pra El Universal, Urzúa sugirió que se tienen que evaluar cada uno de los impuestos de importancia.

El profesor del Tecnológico de Monterrey señaló que  se deberán ampliarse las facultades impositivas de las entidades federativas.

Recordó que la federación cobra impuestos sobre la renta, al valor agregado y los impuestos específicos; y los gravámenes estatales de importancia solo son el impuesto sobre nóminas y, cuando existe, el impuesto sobre la tenencia vehicular, por su parte, en el ámbito municipal, la recaudación es por concepto del predial.

Por último, comentó que para el 2021 el crecimiento del producto interno bruto (PIB) será probablemente del orden del cuatro por ciento.

A través del Pacto Fiscal de la Federación, los 32 estados de México reciben de vuelta un porcentaje de la recaudación del ISR, el IVA y el IEPS, sin embargo, con la propuesta de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021, 10 estados abanderan la exigencia de una mejor distribución por el poco beneficio que reciben comparado con otros estados y amenazan con salirse de dicho pacto, lo cual podría afectar a todos las entidades.

De acuerdo con Jorge Guzmán, Docente de la Escuela de Administración y Negocios en Cetys Campus Tijuana, este convenio nació con el espíritu de apoyar a estados con menor recaudación y con ello incentivar a mayor riqueza. Sin embargo, con la reducción de las partidas en la PEF para el siguiente año la Alianza Federalista amenaza con salirse y con ello afectarían las partidas.

“Hay que reconocer que los estados tienen la facultad de recaudar estos impuestos, del 100% de lo recaudado a nivel país, se separa el 20% y ese se distribuye a los 32 estados, más ingresos a raíz del petróleo y minería. Si bien el espíritu de este pacto es apoyar a estados como Chiapas, la fórmula para distribuir el recurso del Pacto Fiscal, que viene establecida en la Ley de Coordinación Fiscal principalmenteen el Artículo 2, ya es obsoleto y requiere actualizarse”, mencionó.

El PEF ya fue aprobado por la cámara de Diputados del Congreso, que de acuerdos con el Artículo 67, fracción IV, de la Constitución Mexicana, es la facultada para su autorización.

Para entender la situación, el docente en la Licenciatura en Contador Público Internacional, refirió que, según la SHCP, por cada peso que recauda Jalisco, este recibe de regreso 30 centavos; Tamaulipas, por cada peso recibe 32 centavos, Baja California, por cada peso recaudado recibe 26 centavos, pero estados como Sinaloa reciben 43 centavos por cada peso recaudado y Chiapas recibe 11 pesos por cada peso recaudado. “Es claro que es desproporcional su distribución”.

El problema

De seguir tanto con el Presupuesto de Egresos de la Federación y con el objetivo de la Alianza Federalista, Guzmán advierte que los estados que más reciben partida del Pacto Fiscal verían disminuido el recurso por recibir, mientras que los estados que no participarían en el pacto, si bien se quedarían con la recaudación del ISR, IVA e IEPS, carecen de estructura de recaudación, por lo que necesitarán una gran inversión para tener SAT Estatales.

“La postura es que hay que renegociar para que estados que aportan más al PIB reciban más dinero de forma justa. Se tiene que consultar peritos para llegar a un punto de acuerdo y equilibrio en la fórmula actual y que convenga a todos. Ni a la federación ni a los estados les conviene salirse del Pacto fiscal”, enfatizó.

Los estados de México que podrían salirse del Pacto Fiscal son: Nuevo León, Jalisco, Tamaulipas, Guanajuato, Michoacán, Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima y Durango.

En esta nota

Comentarios