Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Dinero / Dolar

La mayoría de las monedas en América Latina caen por factores locales a pesar de la baja global del dólar

El real brasileño cayó un 0.82% a 5.4036 unidades por dólar, su nivel más bajo desde enero de 2023.

La mayoría de las monedas en América Latina caen por factores locales a pesar de la baja global del dólar

El miércoles, la mayoría de las monedas de América Latina cerraron con pérdidas, afectadas principalmente por factores internos, a pesar de una caída global del dólar tras un dato de inflación en Estados Unidos inferior a lo esperado.

Situación en Brasil y México

En Brasil y México, las dos economías más grandes de la región, las monedas se debilitaron por preocupaciones fiscales y propuestas de reformas constitucionales, respectivamente.

El real brasileño cayó un 0.82% a 5.4036 unidades por dólar, su nivel más bajo desde enero de 2023. El índice Bovespa de la bolsa de Sao Paulo también retrocedió un 1.4%, afectado por ruidos políticos y preocupaciones fiscales. El presidente Luiz Inácio Lula da Silva afirmó que la reducción del déficit fiscal se logrará mediante el aumento de ingresos y reducción de costos sin afectar las inversiones públicas.

En México, el peso se depreció un 0.91% a 18.7426 por dólar, después de haberse debilitado un 2.2% más temprano. El Banco de México expresó que tiene recursos para intervenir en caso de volatilidad cambiaria. El índice S&P/BMV IPC también bajó un 0.30%.

Impacto del dato de inflación en EU

A nivel global, el dólar cayó más de un 0.5% frente a una canasta de seis monedas principales tras conocerse que los precios al consumidor en Estados Unidos subieron menos de lo esperado en mayo. Esto incrementó las expectativas de un posible recorte de tasas de interés por parte de la Reserva Federal en septiembre, aunque los responsables monetarios se mantuvieron conservadores en sus proyecciones.

Otros mercados en América Latina

En Argentina, el peso se apreció levemente un 0.06% a 902 por dólar bajo la intervención del banco central. El índice Merval subió un 1.5%, impulsado por acciones financieras y energéticas. En Chile, el peso escaló un 0.99% a 913.20 por dólar, apoyado por una fuerte alza en el precio del cobre. El índice IPSA de la Bolsa de Santiago cayó un 0.09%. En Perú, la moneda sol cerró estable y el índice de la Bolsa de Lima mejoró un 0.82%.

La respuesta de los mercados locales a factores internos, sumada a la influencia de los datos económicos de Estados Unidos, configuró un panorama complejo para las monedas y bolsas de América Latina, reflejando la fragilidad y volatilidad de la región ante eventos globales y locales.

Temas relacionados