Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Dinero / SAT

¿Cuáles son los requisitos para realizar tu declaración anual?

Este documento es uno de los más importantes en el ámbito fiscal y económico, que el usuario está obligado a realizar año con año

MÉXICO-. En el ámbito financiero y fiscal, existen trámites que no solo son importantes, sino que son obligatorios, especialmente cuando se entra al mundo laboral y se genera ingresos de forma constante.

Uno de los ejemplos más destacados de estos trámites es la Declaración Anual, un proceso vital para los contribuyentes en México, expedido por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el principal organismo encargado de administrar y recaudar impuestos en el país.

¿De qué se trata la Declaración anual?

Este es un proceso fundamental en el cual los contribuyentes informan al SAT de manera formal y adecuada sobre los ingresos y egresos generados durante el año fiscal correspondiente. Es crucial tener claro cuáles son los requisitos para cumplir con esta declaración de impuestos.

Entre los contribuyentes obligados a presentar la Declaración Anual se encuentran:

  • Asalariados que tuvieron 2 o más empleadores en el último año.
  • Aquellos cuyos ingresos superaron los 400 mil pesos en el último año.
  • Quienes recibieron sueldo de empresas en el extranjero que no tienen obligación de hacer retenciones en México.
  • Personas que recibieron conceptos de indemnización o jubilación.
  • Trabajadores bajo el régimen de honorarios (Servicios Profesionales).
  • Individuos que cobraron rentas o realizaron la venta de un bien inmueble.
  • Personas que realizan actividades empresariales, a menos que tributen en el Régimen de Incorporación Fiscal.
  • Individuos que obtuvieron ingresos por concepto de intereses reales que superaron los 100,000 pesos.
Una falsa creencia que es importante desmentir

Es importante destacar que en ocasiones se puede tener la falsa creencia de que al recibir el pago a través de una nómina, no es necesario declarar impuestos.

Sin embargo, esto no siempre es cierto. Si eres asalariado pero tu situación cae en alguna de las categorías mencionadas, es crucial considerar la realización de la Declaración Anual de impuestos:

  • Si terminaste tu relación laboral antes del último día del año.
  • Si obtuviste ingresos de dos empleadores simultáneamente.
  • Si recibiste otros ingresos además del salario.
  • Si tu sueldo provino de un empleador que no realiza retenciones.
  • Si recibiste una indemnización laboral.

Este proceso representa un paso fundamental en el cumplimiento de las obligaciones fiscales para los contribuyentes en México.

A través de este proceso, se permite informar de manera adecuada al SAT sobre los ingresos y egresos generados durante el año fiscal correspondiente.

En esta nota