Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Dinero /

Nociones básicas del Texas Holdem

El Texas Holden es la modalidad más popular del tradicional juego de póker. Es una versión que no tiene límite de apuestas, factor clave en el gran interés del público, y la mejor adaptada a todos los perfiles de jugadores. Las reglas de texas holdem se caracterizan por su sencillez y facilidad de entendimiento, si bien es recomendable conocer previamente unos conceptos básicos antes de jugar la primera partida.

El objetivo del juego es arrebatar las fichas de los rivales y esto se consigue a través de varios caminos. La opción más efectiva es tener la mejor jugada, pero esto no siempre se consigue y, aunque se tenga, el jugador puede tener dudas. La otra vía para ganar es hacer una apuesta de tal manera que el resto de participantes se retiren. Aquí entra en juego la astucia de cada jugador y su capacidad para ir de farol, una frase muy típica del póker. El margen para el número de jugadores es muy amplio, ya que se sitúa entre tres y 23 participantes. En función de esta cifra, las mesas tienen una denominación diferente. Lo más habitual son partidas de un máximo de 9 personas.

Reglas

Conocido el objetivo, toca jugar. Cada jugador recibe dos cartas que solo él podrá ver, y en torno a las cuales podrá ir haciendo sus jugadas. Durante la mano salen cinco cartas visibles para todos, que se colocan en el centro de la mesa, y que pueden ser utilizadas por los jugadores, para completar su jugada. A lo largo de esta acción se realizan apuestas, cuyo material de intercambio son las fichas, y los jugadores tienen la posibilidad de aceptar el juego o retirarse de la mano. Gana aquel que tenga la mejor jugada tras la muestra de la quinta carta. Una regla importante, referida a las apuestas, es que cuando se igualan, no está permitido aumentarlas. Sí que se permite subir el valor de una apuesta cuando ésta es superior a otra.

El valor de las cartas es otro aspecto fundamental para entender el funcionamiento del Texas Holden de póker, ya que es aquel que define quién ganará cada partida. La mejor mano es la Escalera de Color, en la que se completan cinco cartas consecutivas del mismo palo. Es la jugada más alta que se puede formar y nunca es igualada. El Póker consiste en agrupar cuatro cartas del mismo valor. Si hubiera empate, se lleva la victoria aquel que tenga las cartas más altas. El Full está en el tercer escalón y se completa con un trío y una pareja. A continuación está el Color, con cinco cartas del mismo palo, mientras que la Escalera puede ser otro método para ganar y consiste en cinco cartas de valores consecutivos que no necesariamente tienen que ser del mismo palo, ya que en ese caso hablaríamos de una Escalera de Color. Estas jugadas requieren, en ocasiones, del uso de un kicker, que es una carta complementaria del centro.

Torneos

El Texas Holdem es la versión más extendida y, por tanto, aquella que atrae a los mejores torneos del mundo. Se trata del World Series of Poker (WSOP) y el World Poker Tour (WPT), con premios millonarios y audiencias que superan récords a nivel mundial.