No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Deportes Clausura 2019

Necaxa cargó con el sexto lugar en la Liguilla

El sexto lugar de la Tabla de Posiciones ha condenado a todos sus ocupantes a desaparecer de la Liguilla sin levantar el trofeo.

Avatar del

Por Agencia Reforma

El torneo pasado sirvió para confirmar no solo la Maldición del Sexto, sino para remarcar que el segundo lugar de la clasificación suele ser el que acaba llevándose la gloria(Agencia Reforma)

El torneo pasado sirvió para confirmar no solo la Maldición del Sexto, sino para remarcar que el segundo lugar de la clasificación suele ser el que acaba llevándose la gloria | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Después de 45 torneos ya no puede considerarse una casualidad.


El sexto lugar de la Tabla de Posiciones ha condenado a todos sus ocupantes a desaparecer de la Liguilla sin levantar el trofeo, suerte que ninguno de los inquilinos de los otros 7 escalones ha corrido. Hasta el séptimo lo hizo una vez, pero el sexto, nunca.


El torneo pasado sirvió para confirmar no solo la Maldición del Sexto, sino para remarcar que el segundo lugar de la clasificación suele ser el que acaba llevándose la gloria. Pese a ser protagonista constante, Tigres entró en la posición proscrita y se fue luego luego ante Pumas, que luego fue aplastado por el sublíder América, que finalmente hizo buena la tendencia ante su cliente, Cruz Azul, que fue primero y se convirtió en el décimoprimer equipo que pierde la Final tras sumar más puntos que nadie en la Fase Regular.


En el Clausura 2019 le tocó a Necaxa cargar con la cruz del sexto puesto y, como todos sus antecesores, acabó sucumbiendo, en su caso de una manera triste, pues ni siquiera perdió en el global con Rayados, casualmente el segundo lugar, y dilapidó el 1-0 de la ida para convertirse en una estadística que parece ser algo más que una casualidad.


Necaxa ya hace 'experto'
Además de su eliminación del domingo pasado en el BBVA Bancomer, los Rayos ya vivieron otras 2 veces la desgracia de quedar sexto y, por ende, quedarse con las manos vacías.


De hecho, Necaxa estuvo a punto de evitar que existiera La Maldición del Sexto, pues en el Torneo Invierno 1996 avanzó hasta la Final tras echar a Chivas y Puebla, pero en la Final perdió con Santos Laguna 4-2 la vuelta luego de haber ganado 1-0 la ida.


En el Verano 2000, los Rayos clasificaron sextos y ahí sí mordieron el polvo a las primeras de cambio, en aquella memorable serie de Cuartos de Final ante Pumas, la primera de Hugo Sánchez al frente de la UNAM, que ganó 4-3 la ida y 2-1 la vuelta.

En esta nota

Comentarios