No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Deportes

"Le dije que estaba ahí para salvarlo": Entrenador desarma a joven que quería suicidarse

Keanon Lowe logró quitarle la escopeta al estudiante Angel Granados-Díaz en una escuela de Portland, Oregon.

Avatar del

Por El Imparcial

"Le dije que estaba ahí para salvarlo": Entrenador desarma a joven que quería suicidarse(Twitter)

"Le dije que estaba ahí para salvarlo": Entrenador desarma a joven que quería suicidarse | Twitter

PORTLAND, Oregon.- Keanon Lowe se convirtió en el héroe de un estudiante que intentaba suicidarse con una escopeta en una escuela en Oregon.

El hecho ocurrió el 17 de mayo en el Parkrose High School en Portland, pero las imágenes de las cámaras de seguridad fueron difundidas recientemente en los medios de comunicación.

En el video se observa al entrenador de futbol americano salir de un aula con el arma en la mano, misma que le quitó a Ángel Granados-Díaz. Ambos se funden en un abrazo en el pasillo y otra persona se lleva el arma lejos del joven.

Le dije que estaba allí para salvarlo. Estuve allí por una razón y esta era una vida que valía la pena vivir”, expresó el profesor, que añadió que actuó por instinto y que sintió compasión por el chico.

"Cuando me enfrenté a la prueba que me presentó el universo, no vi otra opción que actuar. Gracias a Dios, pasé. He pasado las últimas 24 horas apreciando más a mi familia y dándome cuenta de que tenemos un problema grave. Estoy bendecido de estar vivo y extremadamente feliz de que los estudiantes estén a salvo”, tuiteó Lowe.

"No estoy seguro de lo que vendrá después, no he tenido tiempo de pensarlo realmente... pero estoy seguro de que quiero ser parte de la solución a la violencia escolar con armas de fuego", concluyó.

Granados-Díaz sufre problemas de salud mental y su intención era quitarse la vida en frente de sus compañeros en lugar de en su casa, pues no quería que su mamá encontrara su cadáver, informaron sus abogados, quienes señalaron que su cliente no deseaba comenzar un tiroteo en el plantel, publicó The Oregonian.

El joven de 19 años se declaró culpable a principios de octubre por posesión de arma de fuego en un edificio público. Por el delito, fue condenado a 36 meses de libertad condicional y obligado a llevar tratamiento psicológico.

En esta nota
  • Deportes

Comentarios