Deportes

Infelices 400 partidos para Elías Hernández

Hernández en pleno festejo por sus 400 partidos en Primera División y, con gol incluido, fue testigo del triste empate 1-1 entre La Maquina y Puebla

Avatar del

Por Agencia Reforma

Teniendo la oportunidad de haber ganado el partido, el Puebla no aprovechó las oportunidades para hacerlo.(Agencia Reforma)

Teniendo la oportunidad de haber ganado el partido, el Puebla no aprovechó las oportunidades para hacerlo. | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Elías, infelices 400 partidos.


Hoy en día Cruz Azul no solo le da tardes amargas a sus aficionados, también le pasa a sus futbolistas, como Elías Hernández, quien en pleno festejo por sus 400 partidos en Primera División y, con gol incluido, fue testigo del triste empate 1-1 entre La Maquina y Puebla por la Jornada 6 de la Liga BBVA.


El día empezó amargo para el "Patrullero", desaparecido, sin generar peligro alguno por la banda derecha, contagiado de la misma apatía que ayer borró de la cancha a Jonathan Rodríguez, quien al 32' se perdió la más clara de Cruz Azul en el primer tiempo tras una buena pared con Milton Caraglio.


El primer tiempo fue tan gris, que hasta un desolado Estadio Azteca sacó fuerza para abuchear a los celestes.


La Máquina se despertó en los primeros 18 minutos del complemento, a juicio de Pedro Caixinha, lapso que alcanzó para que Elías recibiera su regalo, y sin mucho esfuerzo, para marcar el 1-0 tras un buen centro de Juan Escobar.


Cruz Azul se envalentonó y Caixinha buscó matar el partido con la entrada de Igor Lichnovsky, quien no tuvo oportunidad de entrar cuando Puebla atacó el lado de Escobar y apareció Omar Fernández para definir con un disparo cruzado el 1-1, al 75'. Jugada que fue validada por el VAR.


El gol de Puebla desarticuló a Cruz Azul, lo dejó en el mismo estado del que tanto le costó salir en el primer tiempo.


Todavía, al 87', Lucas Cavallini tuvo la gloria en sus pies, pero falló su penal luego de una gran atajada de Jesús Corona.


La autocrítica de Caixinha no reparó en señalar la apatía de su equipo, el punto que rescató, el agradecimiento a Corona y, de Elías, un partido especial y nada más.

En esta nota

Comentarios