No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Deportes

En contra del orgullo y la historia, los cambios más sonados entre Chivas y América

La incorporación del "Cepillo" Peralta desató una gran polémica tras pasado con el América. 

Avatar del

Por Saúl Gómez

Jugadores del América han pasado a formar parte del odiado rival.(Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved., AP)

Jugadores del América han pasado a formar parte del odiado rival. | Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved., AP

Para la mayoría de los aficionados de América y Chivas es un decreto –no escrito- que ninguno de los jugadores de ambos equipos puedan pertenecer al odiado rival.

La incorporación de Oribe Peralta al "Rebaño Sagrado" desató una extensa polémica luego de su reciente pasado con el club azulcrema, en el cual forjó un paso de éxito y de apego con la afición.

La llegada del "Cepillo" no es el único movimiento en el pasado reciente entre los dos equipos más ganadores del futbol mexicano. Aquí algunos antecedentes de ellos:

Fue en el Clausura 2019 cuando se suscitó el fichaje de Jesús Molina con Chivas. De pasado americanista y quien no esconde públicamente su afición por los colores amarillo y azul, el mediocampista siempre se comportó de manera profesional al defender la camiseta rojiblanca en el último semestre.

El mejor momento de Ángel Reyna fue con la escuadra del América. En su segunda etapa con el club logró un campeonato de goleo y se ganó el respeto y admiración de la afición. Después de un fugaz paso por Monterrey y Pachuca, el mediocampista llegó al Guadalajara, pero su estancia fue sin pena ni gloria, ante sus repetidas indisciplinas.

Otro caso es el de Francisco "Maza" Rodríguez. Su debut en el futbol mexicano fue con el uniforme de las Chivas. De ahí partió al Viejo Continente para jugar con el PSV de Holanda y el Stuttgart en Alemania.

A su regreso todo mundo pensaba que iría al Rebaño, pero no, fue con el América, con el cual se afianzó como titular y un título de liga.

Posiblemente el movimiento más dolorosa e irreconciliable para la afición de Chivas es el de Ramón Ramírez. Fue un ídolo en Guadalajara y en su mejor momento fue vendido al cuadro azulcrema, lo que produjo el reclamo de la afición tapatía. Un año duró en Coapa, para luego volver a vestir la camiseta de sus amores en una segunda etapa.

En esta nota

Comentarios