No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Deportes

El origen del rompimiento entre Javier Aquino y Cruz Azul

Desde su regreso de Europa, el ex mundialista mexicano declaró que los cementeros le faltaron al respeto.

Avatar del

Por El Universal

CIUDAD DE MÉXICO.- En el 2013 Javier Aquino se despidió de Cruz Azul para irse a jugar a España, al Villarreal.

La salida no fue en los términos más amistosos posible. Aquino aprovechó la cláusula de los seis meses finales en su contrato con los cementeros para salir.

Años después, el extremo regresó, dijo que en España no fue feliz, y firmó con Tigres al ser despreciado por los cementeros, su alma mater.

“Con Cruz Azul teníamos la opción de regresar, tenían mano, pero no quisieron. Cuando mi representante analizó la opción de volver al futbol mexicano, Cruz Azul no quiso, mi representante preguntó que si querían ser la primera opción para negociar la vuelta y dijeron que tenían otras opciones, otros jugadores en esa posición”.

Eso para el futbolista, fue una afrenta: "Cuando decido darle el sí a Tigres, Cruz Azul viene, no sé si a ellos se le cerraron las opciones que tenían pero para mí fue una falta de respeto", remató en declaraciones que dio a un canal local en Monterrey.

Después vinieron manifestaciones como la de besar el escudo de Tigres en un pasado juego con los cementeros, para manifestar que de sangre azul, ya nada le queda.

En esta nota

Comentarios