No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Deportes Roland Garros

Con la lluvia como amenaza, Rafael Nadal y Roger Federer buscan la final en Roland Garros

Después de que el miércoles se suspendieran todos los partidos en Roland Garros, el director del torneo, Guy Forget, explicó que los temores están puestos ahora en la jornada del viernes por las malas previsiones.

Avatar del

Por AFP

MANDATORY CREDIT(AP, The Canadian Press)

MANDATORY CREDIT | AP, The Canadian Press

Rafael Nadal y Roger Federer disputarán el viernes una semifinal de lujo en Roland Garros siempre que la meteorología lo permita, ya que las previsiones apuntan a una jornada de nuevo lluviosa en París, lo que podría interrumpir o incluso aplazar el esperado duelo.

Después de que el miércoles se suspendieran todos los partidos en Roland Garros, el director del torneo, Guy Forget, explicó que los temores están puestos ahora en la jornada del viernes por las malas previsiones.

Ya se pueda jugar el viernes o se tenga que disputar el sábado, el duelo entre Nadal y Federer atraerá la atención mundial por ver frente a frente a dos auténticas leyendas.

Nada más que el martes se supo que el español y el suizo iban a volver a verse las caras, lo que empezó a llover sin parar fueron las estadísticas, como reflejo de su larga historia en común.

En sus confrontaciones anteriores, Nadal domina a Federer por 23 triunfos a 15, un dato que se acentúa todavía más cuando se habla de los duelos en tierra batida, donde la ventaja del mallorquín es de 13-2.

La última vez que Federer ganó en esa superficie a Nadal fue hace más de una década, en la final del torneo de Madrid de 2009.

Otro dato que refuerza el estatus de favorito de Nadal: en la arcilla de Roland Garros se han visto las caras cinco veces y en las cinco el español se llevó la victoria, tanto en la semifinal que les midió en 2005 como en las finales de 2006, 2007, 2008 y 2011.

Pero Federer también tiene un dato que le da esperanzas de dar la sorpresa.

El suizo se ha impuesto a Nadal en sus cinco últimos enfrentamientos, que serían seis si se cuenta la baja del español antes de su duelo de semifinales de este año en Indian Wells.

La última vez que Nadal ha derrotado a Federer se remonta a las semifinales del Abierto de Australia de 2014.

"No puedo predecir el futuro y qué pasará en nuestro partido. Lo único que puedo es hacer las cosas de la mejor manera por mi parte, para que pesen las victorias mías en el pasado más que los últimos enfrentamientos, más favorables a él", respondió Nadal cuando fue preguntado por los datos de sus confrontaciones anteriores con Federer.

- Un set perdido -

Nadal llega a la semifinal pletórico de confianza tras una exhibición ante el número siete mundial, el japonés Kei Nishikori, ante el que consiguió su victoria más contundente de esta edición (6-1, 6-1, 6-3).

Sus partidos este año en la capital francesa han sido un paseo, con la única excepción del duelo de tercera ronda ante el belga David Goffin (29º, exnúmero siete mundial), con el que perdió un set.

Ha conseguido ya 91 victorias desde su debut hace catorce años en Roland Garros, donde únicamente perdió dos partidos.

Siempre que consiguió llegar a semifinales pudo luego levantar la Copa de los Mosqueteros, un buen augurio para la recta final de esta edición.

Federer, por su parte, regresó este año a París, a un torneo que no disputaba desde 2015, y por ahora está teniendo un recorrido impecable.

También perdió un set, en su caso en los cuartos ante su compatriota Stan Wawrinka (28º), un excampeón en París que parece renacer después de que una doble operación de rodilla le alejara de la élite.

"Vine en parte para jugar contra Nadal aquí. Así que eso ya lo tengo", afirmó Federer tras esa victoria de cuartos.

"Como ante cualquier jugador, siempre hay una opción. Si no nadie vendría al estadio para verlo porque ya todo el mundo sabría el resultado por adelantado", apuntó luego en su conferencia de prensa, confiando en poder derrocar al rey del torneo.

Federer reconoció que Nadal es el adversario más duro en tierra y que si está al 100% la tarea se complica mucho.

"Contra Rafa todo el mundo sabe que va a ser difícil. Pero nunca se sabe. Puede tener un problema. Puede estar enfermo. Nunca sabes", señaló.

En esta nota

Comentarios