No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Y sin embargo

Tres estrategias contra la corrupción

Es la corrupción la que impide nuestro desarrollo y nos hace uno de los países más desiguales.

Por Nicolás Pineda

Una percepción, ampliamente compartida, es que, durante el sexenio de Peña Nieto, la corrupción se convirtió en el principal problema de México. Es la corrupción la que impide nuestro desarrollo y nos hace uno de los países más desiguales. Esta percepción es la que explica la abrumadora votación a favor de Morena y el rechazo a los partidos tradicionales. El combate a la corrupción se ha vuelto entonces una prioridad en las agendas públicas.

Sonora ¿Un ejercicio de simulación?
Escuché con detenimiento las entrevistas que dieron los presidentes saliente y entrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción de Sonora. En dos años que lleva operando este sistema, lo que dicen es que se ha trabajado mucho, pero el proceso es sumamente lento y complejo. Se habla de expedientes en proceso y de falta de denuncias ciudadanas, pero nada de casos concretos. He buscado el segundo informe que publicarían, pero en la página web cpcsonora.org sólo aparece publicada la portada y no pude descargar ningún documento. Me llama la atención que se trata de un “informe de trabajo” y no de un “informe de resultados”. En la página encuentro fotografías de juntas y eventos, pero nada concreto que muestre el impacto. Mi impresión es que este sistema carece de autonomía; no puede funcionar porque parte de una mala estrategia: Buscan la corrupción en donde no está y jamás tocará a los de arriba. Parece ser más bien una estrategia para la simulación.

La lucha desde la sociedad civil

Otra estrategia es la que lleva a cabo Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI - https://contralacorrupcion.mx/). Se trata de una asociación civil que ha sido objeto de amenazas y atentados. Sus instrumentos de combate son: La investigación aplicada, la investigación periodística, la movilización social, el litigio estratégico y la comunicación. Aunque sólo tiene cuatro años trabajando, cuenta con mucha información. MCCI ha publicado el documento: México Anatomía de la Corrupción y cuenta con informes de resultados de 2016, 2017 y 2018. Entre los casos que ha difundido están: Odebrecht, Estafa Maestra, el superdelegado de Jalisco y muchos otros. Este es el tipo de combate a la corrupción que México necesita.

La lucha desde la Presidencia  de la República

Otra estrategia es la que está siguiendo el presidente López Obrador. Desde sus conferencias mañaneras ha impuesto un nuevo discurso contra la corrupción que no conocíamos en México. Diariamente nos recuerda de los políticos que no tienen llenadera, del sistema hecho para el saqueo, de las mafias de poder y de los moches con piquete de ojo, entre muchas otras expresiones. Sus frases cortas, sencillas y machaconas constituyen un nuevo tipo de discurso político desconocido en México.

El discurso de AMLO es valioso porque establece una nueva jerarquía de valores y crea confianza y esperanza en su gestión pública. Su gran limitante es que carece de soportes institucionales y no se corresponde necesariamente con la actividad de las fiscalías y de los jueces. 

Será por el empuje de MCCI o porque la presidencia ya no da línea, pero la lucha está comenzando a dar resultados. Esta semana se detuvo al influyente licenciado Collado, renunció y se investiga al super delegado de Jalisco y se detuvo en el extranjero al ex gobernador César Duarte. Parece que por fin se están poniendo a las cosas en su lugar y comienza a dar frutos la lucha contra la corrupción.

Comentarios