No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

San Trump, el santo patrono de los gobernantes autoritarios y corruptos

San Trump, el santo patrono de los gobernantes autoritarios y corruptos.

Por Ana María Salazar

Algo que hemos aprendido de los dos años de Gobierno de Donald Trump es que cualquiera puede ser presidente de los Estados Unidos, si se es lo suficientemente maquiavélico y malvado. Y un poco loco. Tal vez muy loco.

Y seguramente la forma en que Trump se está defendiendo del juicio político que le iniciaron los congresistas demócratas, proporciona muy útiles lecciones para actuales y futuros gobernantes autoritarios, fascistas y populistas. Si Trump llegase a sobrevivir un proceso de destitución y además lograr ser reelecto Presidente en 2020, en una democracia como Estados Unidos, seguramente los autoritarios alrededor del mundo le van a reconocer con un monumento o un templo.

San Trump, el santo patrono de los gobernantes autoritarios y corruptos.

Pero vamos estudiando las estrategias de San Trump:

¿Congruencia? ¿Para qué? No garantiza votos ni elecciones. La congruencia es para políticos limitados sin ambiciones diría nuestro santo favorito. En un mundo donde las redes sociales y periodismo digital pueden revivir comentarios y posicionamientos de hace 20 años, es imposible para la mayoría de los políticos y candidatos mantener firme su posición sin aparentar cambiar de posición, o dar la impresión de ser un hipócrita o que están mintiendo. Entonces acaban haciendo varias 'maromas' para explicar lo inexplicable. En cambio, San Trump ni intenta esconder que fue demócrata, que dio dinero a ese partido, que cambió su posición sobre el aborto, que es misógino, que mandó a bancarrota a varias empresas, que no ha pagado impuestos. Ni le preocupa que aun siendo presidente se ha contradicho en sus posicionamientos. Especialmente cuando se va de bruces y empieza a escribir comentarios en su cuenta de Twitter que después pueden usarse en su contra en alguna investigación penal. La congruencia no es para él.

Nada en Twitter es real y no hay que tomarlo en serio. Excepto cuando ordena su Gobierno cambiar radicalmente políticas publicas sin consultar a sus secretarios ni a los expertos. De hecho, él hace declaraciones tan mentirosas, o tan agresivas que deberían de haber resultado en que por lo menos le cancelaran su cuenta de Twitter. Pero como no se lo cancelan, pues, él sigue escribiendo y amenazando a sus opositores, y otros gobiernos, y no pasa nada. Parece que los gobernantes autoritarios deberán de entender que Twitter es su arma, perdón, su forma de comunicación preferida.

Gashlight. Es difícil traducir esta palabra, pero significa literalmente señalar que uno no está loco. Los locos son todos los demás. Vaya que Donald Trump es un experto en "gaslighting".

Donde hace declaraciones como: ¿Qué tiene de malo que le pida al gobierno de Ucrania que investigue al que podría ser candidato presidencial para los demócratas? Hay que combatir la corrupción ¿Verdad? ¡Los demócratas protegen a los corruptos! Y obviamente no deben tomar en serio mi petición publica al Gobierno chino de investigar a mi posible contendiente demócrata. ¿Pensaron que lo dije en serio? ¡Los demócratas son corruptos!

Y con el bombardeo de este tipo de declaraciones, básicamente no sólo atolondra a opositores, los medios de comunicación no les alcanza ni el tiempo ni el espacio para reportar, analizar y cuestionar estos comentarios. 'Confundir y abrumar' al enemigo es la mejor forma de describir esta táctica.

Entre más caos, más control. No hay necesidad de profundizar en este tema. Cada vez que Trump enfrenta una crisis política y personal se lanza al abismo y toma decisiones supremamente controversiales para confundir al enemigo. Esta semana fue literalmente abandonar a los aliados kurdos y dejar que Turquía literalmente los aniquile. Esto se tradujo en una reacción de rechazo de los mismos senadores republicanos. Pero cómo empezó el impeachment, Trump se lanzó al precipicio a uno de los aliados más importantes que tenía Estados Unidos en la guerra en Siria. No sorprendería que inicie una guerra antes de terminar el año.

En otras entregas estaremos resaltando las técnicas de San Trump para evitar ser destituido y asegurar su reelección. Pero aprovecho para invitarlos a que me acompañen todos los martes a las 8:30 p.m. en 'El Mundo Según Trump' donde semanalmente vamos a ponernos al día sobre las travesuras del Presidente de los Estados Unidos y cómo afecta a México.

Comentarios