No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Presidente #QuédeseEnCasa

¿El Presidente se enfermará también? ¿Cuántos de los secretarios clave para la gobernabilidad del País también se enfermarán?

Por Ana María Salazar

Irresponsabilidad, negligencia criminal, tendencias suicidas, cinismo o sufren de una fuerte dosis de valemadrina. ¿Cómo explicar las imágenes que circuló esta semana el presidente Andrés Manuel López Obrador de una reunión con su gabinete, en una sala de conferencia reducida, donde la mayoría de los presentes (unas 30 personas) no portan cubrebocas ni mantienen una 'sana distancia'?

Presente estaba Andrés Manuel López Obrador. También presente el secretario de Defensa, el general Luis Crescencio Sandoval González, y el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina; el canciller Marcelo Ebrard, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera; y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. De hecho, esta fotografía fue trending topic en parte por el lenguaje no verbal de Herrera y Sheinbaum -se ven claramente incómodos o preocupados.

Con la publicación de la información de que la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, da positivo a Covid-19, las preguntas surgen: ¿El Presidente se enfermará también? ¿Cuántos de los secretarios clave para la gobernabilidad del País también se enfermarán? ¿Por el bien de México, alguien puede explicarle al Presidente lo desestabilizador que sería si él se enferma?

No es claro cuándo se le detectó Covid-19 a la secretaria de la Función Pública, pero es muy probable que por lo menos en los últimos catorce días ella tuvo reuniones con el Presidente y con otros funcionarios de nivel dentro del Gobierno de México. Pero de no ser el Presidente y los secretarios, probablemente ya les hubieran recomendado cuarentena.

Los riesgos que corre el Presidente y su gabinete durante las conferencias mañaneras de López Obrador también son evidentes. Esta semana estuvieron presentes en la conferencia de prensa el gabinete de seguridad, la secretaria de Economía, el canciller, el secretario de Salud y el subsecretario estrella Hugo López-Gatell, y otros funcionarios esenciales para el funcionamiento del Gobierno. Además de no portar cubrebocas, eran tantos funcionarios en la tarima de las conferencias mañaneras, que es casi imposible mantener una sana distancia durante dos horas. Además, como todos usan el mismo podio para dirigirse a los 'reporteros' y la participación de los funcionarios es breve -algunos dirían irrelevante ante la crisis que enfrenta México en este momento. El Presidente asegura acaparar la conferencia de prensa en un momento en que debería de ceder la atención casi por completo, a los médicos, científicos, economistas y los expertos en seguridad. Y las conferencias de prensa del Presidente deberían de centrarse exclusivamente a la estrategia de como México va a enfrentar la crisis tripartita del Covid-19: Crisis de salud, económica y de seguridad. Cualquier otra declaración en este momento, incluyendo comentarios políticos, electorales y señalamientos, son frívolos antes las urgentes necesidades de la población.

Además, hay una pregunta ética y de seguridad nacional: ¿Debe de poner en riesgo la salud de los secretarios y funcionarios que en su conjunto tienen la responsabilidad de la gobernabilidad del País por un capricho del mandatario de sentirse 'acompañado' cada mañana? Además de los riesgos que corren los reporteros y otros funcionarios y asesores que están en Palacio.

Indudablemente es importante informar al público. Pero eso no necesariamente sucede durante las conferencias mañaneras. En media hora, tal vez 20 minutos sería suficiente para presentar la información que indudablemente tiene que presentarse durante la conferencia del Presidente. En las otras conferencias del día podrán detallar la estrategia económica y de salud para enfrentar la pandemia, sin poner en riesgo al Presidente.

De hecho, se hace un esfuerzo por mantener una sana distancia en las conferencias vespertinas de la Secretaría de Salud -donde ya se reportó un funcionario de comunicación social que estuvo presente y en contacto con la fuente de reporteros. A varios de ellos ya les recomendaron cuarentena según afirmó el subsecretario López-Gatell, que sigue peleado con la idea de usar cubrebocas. No importa lo que recomiende la OMS o mejores prácticas de otros países.

Y esto pone en aprietos a gobernantes y funcionarios estatales y municipales que están tratando de proteger a la población y trabajadores esenciales promoviendo la sana distancia y el uso de cubrebocas. Difícil cuando el Presidente, sus secretarios y los funcionarios más importantes no ponen el ejemplo. Empezando por el secretario y el subsecretario de Salud. Y esas imágenes estarán grabados en la historia: Los médicos, científicos, expertos en pandemias, permitieron al Presidente y su equipo cercano no protegerse. ¿Cuántos más se enfermarán?

Comentarios