Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

AMLO cateterismo

Semáforo Covid

Cadáver bebé

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo


Rubén Aguilar Valenzuela

Populistas y militares

Los altos mandos mexicanos, al amparo de un presidente populista que les ha otorgado negocios, no tienen por qué comportarse de forma diferente a los de otros países

Por Rubén Aguilar

Entre los gobernantes populistas de América, Asia y África y los militares existe una relación estrecha. Es una de las características centrales de los gobiernos que ellos encabezan.

Los ejemplos son muchos y para el caso de América están los de Nicaragua con Daniel Ortega y su compañera Rosario Murillo; Venezuela con Nicolás Maduro y Brasil con Jair Bolsonaro. A estos se une, más recientemente, el de México con el presidente López Obrador.

En esos países a la llegada de los gobernantes populistas el poder político de los militares crece de manera notable al tiempo que estos, con el apoyo de los presidentes, se convierten en empresarios con prebendas y privilegios especiales.

Que incluyen, entre otros, garantía de opacidad de los negocios que ellos desarrollan. En ejercicio de su nueva condición otorgan contratos de obras o de compras a quienes se les antoja y manejan los recursos públicos sin transparentarlos. Violan, sin más, la ley.

Licitaciones directas y opacidad son sinónimos de corrupción. Es pública y escandalosa los niveles que alcanza en los altos mandos de los ejércitos de Venezuela y Nicaragua, pero también se puede citar a Guatemala. El ingreso del Ejército de México al mundo de los negocios es nuevo. Está por verse cómo va a reaccionar.

Los altos mandos mexicanos, al amparo de un presidente populista que les ha otorgado negocios, no tienen por qué comportarse de forma diferente a los de otros países. En el arca abierta el justo peca. Hoy que todo se sabe, aunque se quiera esconder, es muy probable que pronto la sociedad se entere de casos de corrupción. Hay primeras evidencias en las obras del aeropuerto de Santa Lucía.

¿Por qué existe está relación cercana y fluida entre populistas y militares? En el caso de Nicaragua y Venezuela, también los fue en Bolivia, los gobernantes requieren del apoyo de los militares, para perpetuarse en el poder. Sin el Ejército Ortega-Murillo y Maduro no estarían en la presidencia. El día que los militares quitaron el apoyo a Evo Morales se cayó.

En el caso de México, por lo menos hasta ahora, no se ve que pueda suceder lo anterior. La fortaleza del Estado y sus estructuras institucionales son más sólidas que en los ejemplos mencionados. Lo que sí es muy evidente, está a la vista, es que los militares, de múltiples formas, apoyan el proyecto del López Obrador.

Él recientemente ha dicho que los soldados y los marinos “aligeran” su carga y responsabilidad. El general secretario días atrás hizo público, violando la Constitución, que el Ejército se sumaba al proyecto político del actual Gobierno e invitaba a toda la sociedad a seguir su ejemplo. Los populistas necesitan el apoyo de los militares.

En Venezuela, Nicaragua, Brasil, pero también en Bolivia, Guatemala y Honduras se ve con claridad cómo funciona el modelo. Los militares obtienen mayor espacio de poder político y en la administración pública, al tiempo que el Ejecutivo les otorga negocios y privilegios. Ellos a cambio apoyan al gobernante. No hay mucho más. ¿Eso es lo que ya empezó a pasar en México? ¿Hasta dónde llegarán?

Twitter: @RubenAguilar

Comentarios