No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Ni pensiones, ni medicinas

El Isssteson se debate entre la vida y la muerte por la enorme bola de nieve financiera que significan las cuantiosas pensiones.

JAVIER VILLEGAS ORPINELA
jvillegas@correorevista.com
Twitter: @JvillegasJavier
Facebook: Javier Villegas Orpinela
 
El Isssteson se debate entre la vida y la muerte por la enorme bola de nieve financiera que significan las cuantiosas pensiones y, también, por las crecientes necesidades médicas de sus más de 180 mil derechohabientes.


El director general del Instituto, Pedro Contreras López, ha dicho en reiteradas ocasiones que sigue latente la quiebra financiera del organismo; las más de 16 mil pensiones y las medicinas de patentes traen de cabeza al organismo.


Hace 70 años el origen del Isssteson fue la Dirección de Pensiones del Estado (DPE).

El nacimiento legal de la DPE fue un 20 de diciembre de 1948 tendiendo a su cargo el otorgamiento de las prestaciones y servicios de seguridad social, mayormente pensiones y servicios de salud.

El mercado objetivo de la DPE: Los servidores públicos del Gobierno de Sonora, ayuntamientos y organismos afiliados como la Unison y otras instituciones educativas. Desde el primer día de la DPE fue promulgada la Ley 112 donde quedó definido el Fondo de Protección Burocrática.
Casi un año después, el 19 de noviembre de 1949, fue modificada la Ley 112 con la publicación de la Ley 5 formalizándose así la DPE.

El 4 de diciembre de 1950, se aprueba el Reglamento de la Dirección de Pensiones al dársele forma a la Ley 60.

Casi dos años después, el 14 de marzo de 1962, es publicada la Ley 13 estableciéndose un pago adicional del 5% del sueldo base para los servidores públicos del Gobierno de Sonora por concepto de Asistencia Médica y Medicinas.

El último día de 1962 es publicada la Ley 38 y la antigua DPE se transforma en Isssteson. Cuarenta y tres años más tarde, el 28 de junio del 2005, es aprobada la Ley 38 que sigue vigente hasta la fecha. Esta línea del tiempo revela que desde el gobernador Luis Encinas Johnson (1961-1967) hasta Eduardo Bours Castelo (2003-2009) no se acordó reforma alguna en el instituto de salud.

En ese lapso de 43 años no se sabe tampoco sobre las finanzas del Instituto.
La transparencia financiera del Isssteson empieza a ventilarse apenas desde mediados del 2005; hace menos de 14 años.

Y en este periodo se asegura que la deuda del Gobierno de Sonora hacia el organismo supera los 2 mil millones de pesos.

Pero antes del 2005… ¿Cuáles fueron los números del Isssteson?, ¿qué tanto crecieron las pensiones en 43 años? ¿cuál era el estatus del organismo en cada cierre de sexenio?

Las respuestas a estas preguntas no tienen respuestas claras y contundentes por la ausencia de los archivos correspondientes. La opacidad respecto al instituto fue la constante en las administraciones de Encinas Johnson, Faustino Félix Serna, Carlos Armando Biebrich, Alejandro Carrillo Marcor, Samuel Ocaña García, Rodolfo Félix Valdés, Manlio Fabio Beltrones y Armando López Nogales.

Desde Bours Castelo, al transparentarse al Isssteson, se destapa la debilidad financiera del Instituto, la cual se gestó con mayor fuerza en la oscuridad de las primeras cuatro décadas del organismo.

¿Cómo poder sacar de “terapia intensiva” al Isssteson?


Con una nueva ley que defina con responsabilidad económica el paquete de pensiones y con la adopción de esquemas competitivos en la administración de medicinas.

En términos generales la supervivencia del Isssteson dependerá de una verdadera reforma que se defina en la oficina de la gobernadora Claudia Pavlovich sin temores a los costos políticos.

De no tomarse las medicinas amargas que se deben de tomar, el Isssteson pasará a mejor vida y los miles de derechohabientes habrán de ser adoptados por el IMSS en tanto las pensiones quedarían en suspenso.

Mientras tanto, los líderes sindicales del Staus, del Steus, del Municipio de Hermosillo y de la UES (más los que se sumen) saldrán mañana a las calles de Hermosillo para exigirle al Gobierno del Estado, al Secretario de Salud y a la Dirección General del Isssteson pensiones justas y expeditas, así como un servicio médico a la altura de sus aportaciones.

DANIEL BARANZINI            

A un mes de la elección en la Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS), donde Héctor Platt resultó reelegido al son de 57 votos contra 31, el candidato perdedor Daniel Baranzini ha interpuesto ante la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) un recurso de impugnación.
Esta iniciativa 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Javier Villegas Orpinela tiene maestría por el Itesm, economista UANL y diplomado en Northwestern University. Director de la revista Correo y profesor de Economía en la Unison.

Comentarios