No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Mirador

Hemos de pedir perdón a Dios por las faltas que hemos cometido.

MIRADOR

                   Por Armando FUENTES AGUIRRE

         Jean Cusset, ateo con excepción de la vez que fue al hospital a que le hicieran una complicada operación, dio un sorbo a su martini -con dos aceitunas, como siempre- y continuó:

         -Hemos de pedir perdón a Dios por las faltas que hemos cometido. Así lo dice la oración que el Señor nos enseñó. "Perdona nuestras ofensas". Pero debemos pedir perdón también a nuestro prójimo, a aquél a quien hemos ofendido.

Siguió diciendo Jean Cusset:

-Pedir perdón a Dios es cosa fácil. Pensamos que su principal oficio es ése: perdonar. Lo difícil es pedir perdón a quien fue víctima de nuestra ofensa, a quien dañamos con una mala acción. El perdón divino es muy valioso, pero valdría más si antes pasara por el perdón humano. Y ese perdón sólo puede darlo el ofendido.

Así dijo Jean Cusset. Y dio el último sorbo a su martini. Con dos aceitunas, como siempre.

¡Hasta mañana!

MANGANITAS

Por AFA

"Habrá medicamentos para niños con cáncer, anuncia López Obrador".

         Decirlo es muy doloroso,

         pero a la verdad me ciño

         si digo que, muerto el niño,

         AMLO va a tapar el pozo.

Comentarios