No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Mirador

Dime tu nombre. Estoy seguro de que te llamas Mar. O si no Cielo. O Eternidad, quizá. Es que tu nombre me sabe a infinito.

Por Armando Fuentes Aguirre

Dime tu nombre.

Estoy seguro de que te llamas Mar.

O si no Cielo.

O Eternidad, quizá.

Es que tu nombre me sabe a infinito.

A algo que ni siquiera en el infinito acabará.

Tu nombre me sabe a vida.

Me sabe a siempre.

Me sabe, ¿sabes?, a mujer.

Dime cómo te llamas.

Así sabré cómo me llamo yo.

Dime cuál es tu nombre

Así sabré cuál es el mío.

Dime cómo llamarte para que vengas a mí.

Para que vengan a mí el mar, el cielo y la eternidad.

Dime otra vez tu nombre, amada.

Estoy seguro de que te llamas Amor.

¡Hasta mañana!

MANGANITAS

Por AFA

"Ya no hay compositores en México"

         Y yo en verdad no lo entiendo,

         porque siempre ha habido muchos.

         Hoy tenemos sólo duchos

         en estar descomponiendo.

Comentarios