Tendencias
Cintilla de tendencias

Vicente Fox

Américo Villarreal

Horario de Verano

Aislinn Derbez

México está poco militarizado, actuemos para que así siga

Ahora bien, ¿qué tan militarizado está México según mediciones realizadas por diversas organizaciones internacionales?

Por Eduardo Ruiz-Healy

Escribí en mi anterior columna que México se está militarizando porque presenta una o más de las cinco características que Richard Tanter, profesor de la Universidad de Melbourne y experto en armas nucleares y desarme, define para concluir que un “Estado o sociedad está en proceso de militarización”: “(a) Un aumento en el tamaño, costo y capacidad coercitiva de las fuerzas armadas, policías y agencias de seguridad; (b) un mayor papel político de los militares; (c) un aumento en la confianza del Estado en la fuerza organizada, dentro y fuera del País, para asegurar sus objetivos políticos, en lugar de la hegemonía ideológica y la negociación; (d) un cambio en la cultura hacia valores y creencias que apoyen más efectivamente la violencia estatal organizada; y (e) Aumentar la alineación o alianza militar ofensiva externa con otros estados, o el uso de la fuerza externamente”.

En nuestro País se presentan la primera (a) y la segunda (b) de las características y podrían estarse generando las condiciones para que la cuarta (d) llegue a ser ampliamente aceptada por la población. Hasta el momento no veo nada que indique que estén presentes la tercera (c) y quinta (d).

Ahora bien, ¿qué tan militarizado está México según mediciones realizadas por diversas organizaciones internacionales?

No mucho, si se le compara con la mayoría de los demás países según el Global Militarisation Index 2021 (GMI), la medición más actualizada que sobre el tema se ha publicado.

En el GMI que anualmente elabora el Centro Internacional de Estudios de Conflictos de Bonn (BICC), un instituto de investigación alemán, nuestro País aparece como uno de los menos militarizados del mundo, ocupando la posición 143 de entre 153 países. Arriba solamente de Irlanda, Papúa Nueva Guinea, Madagascar, Cabo Verde, Trinidad y Tobago, Malta, Mauricio, Panamá, Costa Rica y Haití.

El BICC explica que el GMI mide “el peso relativo y la importancia de las fuerzas armadas de un estado en relación con su sociedad como un todo”. Para ello, el GMI registra una serie de indicadores para representar el nivel de militarización de un país: 1. gastos militares y gastos en el sector salud como porcentajes del producto interno bruto (PIB); 2. Comparación del número total de efectivos militares y paramilitares con el número de médicos y población en general; 3. Número de sistemas de armas pesadas disponibles con relación al número total de población.

De acuerdo con el GMI, los 20 países más militarizados son en orden descendente: Israel, Omán, Azerbaiyán, Kuwait, Armenia, Arabia Saudita, Brunei, Bahrein, Singapur, Rusia, Jordania, Argelia, Corea del Sur, Grecia, Chipre, Ucrania, Líbano, Iraq, Marruecos y República del Congo. Estados Unidos queda en el lugar 25 y China en el 97.

Preocupémonos si en los siguientes GMI, México asciende en la tabla de posiciones. Mientras, actuemos todos para que se detenga el proceso de militarización emprendido por Felipe Calderón y continuado por Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador.

Hasta el momento, la militarización del País es leve y debemos manifestar nuestra oposición a que siga avanzando. No se trata de alcanzar o rebasar a 18 países latinoamericanos y del Caribe mucho más militarizados que el nuestro.

Eduardo Ruiz-Healy es periodista de radio y televisión.

Comentarios