No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Juegos de poder

México, el país con más muertos de trabajadores de la salud por Covid-19

Según un estudio de Amnistía Internacional, en México, nuestro querido País, han muerto mil 320 profesionales de la salud (médicos, enfermeros, laboratoristas, camilleros, etcétera) de Covid-19.

Por Leo Zuckermann

Qué tristeza y vergüenza. Según un estudio de Amnistía Internacional (AI), en el mundo han muerto unos siete mil profesionales de la salud (médicos, enfermeros, laboratoristas, camilleros, etcétera) de Covid-19. México, nuestro querido País, es el número uno en todo el planeta con mil 320 fallecimientos confirmados. Comparece esta cifra con 634 en Brasil y 183 en Perú. De pena ajena.

Como siempre, los más vulnerables son los más pobres. Dice AI: “Según algunas fuentes, en México, el personal de limpieza de los hospitales es especialmente vulnerable a la infección. Muchos limpiadores y limpiadoras de centros sanitarios de México están subcontratados, lo que significa que tienen menos protección”.

Y da un ejemplo: “Alejandro, de 70 años, que trabaja como limpiador en un hospital público de Ciudad de México. Don Alejandro contó a Amnistía Internacional que, a causa de su perfil de riesgo, había pedido ser reasignado a limpiar en áreas administrativas y que su empleador había accedido, pero había reducido sus ingresos alrededor del 16%”.

Hay, por lo menos, una buena noticia en el reporte de AI. A diferencia de la opacidad en los fallecimientos de la población general por Covid-19, “el Gobierno mexicano mantiene un registro detallado de muertes de personal sanitario, con datos desglosados por edad, género y profesión. Esta transparencia es esencial y todos los países deberían ofrecer este tipo de datos; también podría explicar las inquietantes cifras de México en comparación con otros países”.

El 19 de septiembre pasado, David Agren publicó un artículo en la prestigiosa revista médica The Lancet para explicar por qué México tiene el mayor número de muertos de Covid-19 de trabajadores de la salud.

Primera posible explicación de la Organización Panamericana de Salud y citada por Agren: De acuerdo a una encuesta aplicada por este organismo, a la mitad de los profesionales de la salud no les suministraron el equipo personal de protección para manejar a pacientes infectados con SARS-CoV-2, el virus que causa el Covid-19. Estamos hablando de cubrebocas, guantes, lentes y batas especiales.

Segunda explicación que se menciona en The Lancet. Muchos de los trabajadores de la salud trabajan con contratos temporales e informales que no les da la seguridad laboral necesaria. Por ejemplo, cuando se enferman, no tiene derecho a ausentarse con derecho de paga.

De acuerdo con un enfermero sindicalizado: “Los sindicatos que representan a los trabajadores de la salud se mantienen callados sobre cuestiones de seguridad en el lugar de trabajo y prefieren complacer al Gobierno en lugar de atender las demandas de los miembros”. A algunos que se han atrevido a protestar, los han sancionado los sindicatos y hasta despedido de sus trabajos.

Tercera explicación. En México, los doctores suelen tener varios trabajos ya que no les alcanza lo que les pagan en las instituciones públicas. Eso los expone más al virus, amén de incrementar sus niveles de estrés y cansancio.

Cuarte explicación. Muchos doctores, una vez que se gradúan, ya no pueden seguir estudiando y, por tanto, carecen del conocimiento actualizado para atender una nueva enfermedad como el Covid-19. En algunos casos, ellos mismos han tenido los síntomas mientras seguían atendiendo a pacientes.

Finalmente está el tema de que nuestros trabajadores de la salud son una muestra representantiva de la población general, es decir, muchos están obesos y enfermos de diabetes e hipertensión, comorbilidades que incrementan el riesgo de muerte en caso de infección.

Vale la pena mencionar la postura del Gobierno mexicano sobre esta cuestión. Precisamente está relacionada con la transparencia arriba mencionada. El hecho de que nuestro País sí tenga estadísticas precisas de los trabajadores de la salud fallecidos a diferencia de otras naciones.

Sobre este tema, el director de epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía, ha dicho que, en realidad, la tasa de letalidad de los profesionales de la salud en México es de 3.8%, mucho menor al 10.8% de la población general contagiada.

El hecho es que, con los datos disponibles, México es el País con más muertes entre los héroes que están enfrentando la terrible pandemia. Todo mi respeto, admiración y solidaridad con cada uno de los que están arriesgando su vida en el frente de la batalla del Covid-19.

Twitter: @leozuckermann
Correo electrónico: leo.zuckermann@cide.edu

Comentarios