Columnas Cuestiones y enfoques

Medallas contra balazos

Pero las acciones de Gobierno también tienen un peso muy fuerte.

Por Martín Holguín

Que si el mérito es de las autoridades, de los deportistas, de sus familias. Difícil asimilar ese debate tan ocioso en torno a la actuación de los atletas mexicanos en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú. Obviamente, las medallas se dan gracias a las habilidades especiales, esas que se traen de nacimiento, que son complementadas con trabajo físico y mental arduo, con entrega día tras día, con la ambición de querer ser el mejor del mundo en lo que hacen. Se debe dar lugar especial al apoyo familiar o de amigos cercanos, que motivan, que entienden, que dan espacio, que acuden a animar en los entrenamientos y las competencias.

Pero las acciones de Gobierno también tienen un peso muy fuerte. Si no hay apoyo oficial, si las autoridades no ponen los medios para que esos deportistas desarrollen a fondo sus dones naturales, si no organizan competencias de alto nivel y les permiten ir a desarrollarse al extranjero, las medallas nunca van a caer.

Es un debate ocioso porque unos hacen el trabajo en el campo, la alberca o el gimnasio y otros deben poner los medios. Las medallas panamericanas son reflejo de que algo se ha hecho bien en el pasado. El reto de las actuales autoridades es desarrollar una estrategia efectiva para el futuro.

Ana Gabriela Guevara debe ponerse como meta que estos muchachos tengan lugares bien acondicionados para entrenar, entrenadores de primer nivel, estén libres del estrés de conseguir dinero para trasladarse a eventos y alimentarse de manera adecuada. Lo que suceda en los Juegos Olímpicos de Tokio, justo dentro de un año, ya estará en su ámbito de responsabilidad. Ya hay once plazas aseguradas para esa justa, el resto lo debe lograr en los meses siguientes y ahí entra de manera directa el trabajo de la Conade. La fecha señalada es el 24 de julio de 2020.

Si en Lima se superó la marca histórica en el total de medallas, el reto para Tokio será superar las nueve conseguidas en México 68 y, obvio, las ocho de Londres 2012, que sigue siendo la mejor cosecha fuera del País. Esa es una meta fuerte y Ana Gabriela tiene el conocimiento de todo lo que necesitan para hacer realidad ese logro, donde se enfrentan a los mejores del mundo. En Río no hubo una sola de oro.

En el caso de Sonora hubo cinco medallas en total en deportes individuales, dos de ellas de oro, lo cual es muy destacado. Si nuestro Estado fuera un País habría quedado en el lugar 18, por arriba de países como Uruguay y Costa Rica.

Más allá de las medallas y los méritos, creo que es el momento de aprovechar estas figuras para motivar a los niños y jóvenes sonorenses. Estos medallistas deberían ir a escuelas de todo el Estado a platicar cómo se logran las metas, cómo se hacen realidad los sueños. Las autoridades tendrían que usar la creatividad para lograr que haya el mayor número posible de niños y jóvenes en el deporte organizado.

Esa es una excelente manera de combatir la drogadicción, el crimen, la búsqueda de las cosas por la vía supuestamente fácil. En este clima de terror, donde dominan los narcorridos y las noticias de ejecuciones es bueno recibir noticias de deportistas que destacan a nivel internacional.

Las autoridades sonorenses tienen en sus manos una misión que, al menos a mí, me parece importante: Lograr que el ruido de las medallas sea más fuerte que el de los balazos.
 
LA SEGURIDAD
Hoy habrá reunión cumbre en Guaymas. Los altos mandos de la seguridad a nivel nacional, encabezados por Alfonso Durazo, se reunirán con la gobernadora Claudia Pavlovich, su equipo y varios alcaldes para buscar un camino al combate de la violencia, que ha arreciado en Sonora.

Es un momento importante, crucial para Sonora. La estrategia será marcada y pronto debemos ver los resultados, que urgen. Es necesario dar tranquilidad a las familias y también a los empresarios que generan fuentes de empleo. Sí, se debe reconocer la actitud de los tres niveles de Gobierno, la apertura para encontrarse, trabajar unidos y dejar de lado las diferencias políticas. La buena noticia es que la autoridad ya está ocupada en el tema, que se pondrán sobre la mesa las necesidades de las policías estatales y municipales. No se ha logrado nada todavía, pero hoy se dará un paso importante… Eso esperamos.

CURRICULUM: Periodista sonorense con 33 años de experiencia. 
Nieman Fellow '99, por la Universidad de Harvard. 
Ganador del premio SIP opinión en 2008.
 

Martín Holguín
martin.holguin@gmail.com

Comentarios