No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

La reforma educativa

Para Coparmex a nivel nacional, el contar con una educación de calidad que brinde mejores oportunidades para las futuras generaciones es uno de los principales objetivos en su razón de ser.

Por Roberto Rosas

Para Coparmex a nivel nacional, el contar con una educación de calidad que brinde mejores oportunidades para las futuras generaciones es uno de los principales objetivos en su razón de ser.
Teniendo esto en cuenta, celebramos que el dictamen aprobado por la Cámara de Diputados la semana pasada, tenga mejoras sustanciales en lo que toca a la inclusión y a la incorporación de la educación en todos los niveles educativos.
En lo que corresponde a la Educación Superior, nos complace comprobar que se haya corregido el párrafo en el que se eliminaba el concepto de autonomía y que en la redacción final del texto se contemple que el Estado deberá de contar con los medios para asegurar el acceso a este tipo de educación.
En cuanto a los aspectos que nos preocupan, lamentamos que en el dictamen aprobado por la Cámara de Diputados se hayan desaparecido las disposiciones que ligaban la permanencia de los profesores al resultado de sus evaluaciones, ya que se trata de un claro retroceso que pone en riesgo la calidad de la educación que estarán recibiendo las futuras generaciones, al tiempo de que abren la puerta a que se regresen viejas prácticas como la venta de plazas del magisterio que atentan contra el sistema de méritos que debería prevalecer en la carrera docente.
Si bien se establece la creación del Sistema Nacional de Mejora Continua de la Evaluación, el mismo dictamen señala que en ningún caso se afectará la permanencia de las maestras y los maestros en el servicio docente, lo que en términos prácticos significa que no habrá consecuencias para un bajo desempeño.
Por otra parte, el apartado B del artículo 123 deja entrever que el Sindicato puede tener el control del 50% de las plazas de nueva creación lo que abre un margen enorme de discrecionalidad, conflicto de interés y corrupción.
Un reto importante que observamos tiene que ver con las restricciones presupuestales para cumplir con el compromiso que el Estado está asumiendo de brindar educación superior gratuita y consideramos fundamental buscar alternativas que permitan mejorar la cobertura con calidad a través de diferentes esquemas de financiamiento.
Finalmente, exhortamos a la Cámara de Senadores a revisar y corregir lo que toca al servicio docente para asegurar que quienes están a cargo de la educación de los mexicanos reciban una adecuada capacitación y demuestren tener los conocimientos necesarios para realizar una de las tareas más relevantes que existen en la sociedad.  De no hacerlo, estamos condenando a las futuras generaciones al rezago educativo y a seguir dando resultados inferiores al promedio de los países de la OCDE en las pruebas internacionales de desempeño académico.
Un país para ser exitoso necesita de calidad en la educación.

* El autor es presidente del Centro Empresarial Coparmex Tijuana

Comentarios