Columnas Eduardo Ruiz-Healy

La recesión económica viene y AMLO debe rectificar si desea mantener su popularidad

Si se compara el crecimiento económico del primer trimestre del primer año de un nuevo Gobierno federal con el del primer trimestre del último año de un Gobierno federal saliente...

Por Eduardo Ruiz-Healy

Si se compara el crecimiento económico del primer trimestre del primer año de un nuevo Gobierno federal con el del primer trimestre del último año de un Gobierno federal saliente, encontramos que el crecimiento económico del primer trimestre del año en curso es el más bajo que se ha registrado desde 2001.
Lo anterior se desprende como resultado de los datos que en su momento proporcionó el Inegi:
1.- En el primer trimestre de 2001 (Fox) el PIB aumentó 1.9% en términos reales con relación al periodo equivalente del año 2000 (Zedillo).
2.- El PIB aumentó 2.6% en términos reales en el primer trimestre de 2007 (Calderón) con relación al mismo periodo de 2006 (Fox).
3.- En el primer trimestre de 2013 (Peña Nieto) el PIB avanzó 0.8% con relación al mismo lapso de un año antes (Calderón).
4.- En el primer trimestre de 2019 (AMLO) el Producto Interno Bruto (PIB) tuvo un incremento real de 0.2% con relación al primer trimestre de 2018 (Peña Nieto).
Si comparamos el crecimiento del PIB en el primer trimestre del primer año de un nuevo Gobierno federal con el último trimestre del sexto año de un Gobierno saliente, tenemos que el de AMLO fue el más bajo después del de Vicente Fox. Estos son los datos del Inegi:
1.- EL PIB en el primer trimestre de 2001 (Fox) disminuyó 0.3% respecto al último trimestre de 2000 (Zedillo).
2.- El PIB creció 0.16% en el primer trimestre de 2007 (Calderón) respecto al inmediato anterior, el cuarto de 2006 (Fox).
3.- El PIB creció 0.45% durante el trimestre enero-marzo de 2013 (Peña Nieto) respecto al trimestre precedente (Calderón).
4.- El PIB disminuyó 0.2% en el trimestre enero-marzo de 2019 (AMLO) frente al trimestre previo (Peña Nieto).
El 19 de junio de 2001 Vicente Fox aceptó que “la economía está en recesión, está en un atorón”.
De acuerdo con la información oficial disponible, el PIB de nuestro País decrecerá en el segundo trimestre respecto al primero, lo que significará que la economía estará en recesión.
Sin embargo, a diferencia de Fox, AMLO se niega hoy a aceptar lo evidente y acusa a los analistas y expertos del Banco de México y del Inegi de usar métodos conservadores y neoliberales para medir la marcha de la economía.
En 2001 la economía de EU sufrió una recesión y en el primer trimestre de ese año su PIB cayó 1.1%, lo que provocó la caída del PIB mexicano en ese mismo periodo.
Lo contrario ocurre ahora en EU, ya que en el primer trimestre de 2019 su economía creció 3.2% en términos anuales y pese al fuerte crecimiento de la economía estadounidense, la mexicana apenas aumentó 0.2%.
A causa de la recesión se registrarán caídas en el consumo y la producción de bienes y servicios. Las inversiones privadas y públicas se reducirán, se perderán miles de empleos formales y quienes pierdan su trabajo se incorporarán a las filas de la informalidad.
Para evitar una catástrofe económica es necesario que Andrés Manuel rectifique algunas de las decisiones que ha tomado desde que asumió la presidencia y que contribuyeron a que un gran número de empresas nacionales y extranjeras pospusieran o cancelaran sus planes de inversión.
Aún tiene tiempo para hacerlo si es que quiere reactivar la economía, mantener su alto nivel de aprobación y que su partido Morena gane las elecciones locales y federales de 2021.

Comentarios