Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Asesinan a periodista

Ricardo Salinas Pliego

Megapuentes 2022

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo


Cuestiones

Incompetencia al desnudo

El ataque al Palacio Municipal de Guaymas, el jueves pasado a las 6:40 pm, deja al desnudo muchas de las fallas que tiene el combate al crimen en este País

Por Martín Holguín

El ataque al Palacio Municipal de Guaymas, el jueves pasado a las 6:40 pm, deja al desnudo muchas de las fallas que tiene el combate al crimen en este País, en este Estado. Fue un reto abierto, directo, a la autoridad. El mensaje fue fuerte, en horas de oficina atacan la sede de una institución y convierten a Guaymas y Sonora como referente (malo) a nivel internacional. Qué conclusiones se pueden sacar. Aquí van algunas:

1.- Las autoridades se preocupan más por la imagen que por la efectividad y si es necesario mentir o inventar algo no se van a detener: Pocas horas después del ataque, el secretario de Marina, José Rafael Ojeda, aseguró que iba dirigido contra el Comisario de la Policía guaymense, Andrés Humberto Cano Ahuir. ¿Cómo lo supieron? No había un solo detenido, sólo un presunto agresor muerto en el lugar. Es claro que el “war room” ordenó que deslindaran a la alcaldesa, Karla Córdova, porque “no era conveniente”. Pero al dar esa información con tanta seguridad nos hace pensar en todas las mentiras que sueltan a cada rato de “manera oficial”.

2.- La información no es usada: Claudia Indira Contreras habló de que había amenazas contra el jefe policiaco. Si era así, ¿por qué seguía en el puesto? Ok, no quieren o no pueden quitarlo porque fue puesto por el entonces secretario de Seguridad y jamás se aceptará una equivocación. Entonces viene otra duda: Si tenían amenazas registradas, ¿por qué permiten que el comisario esté en un acto público, rodeado de gente?

3.- Dependiendo del sapo es la pedrada: Una muchacha y un policía fueron víctimas colaterales del ataque. Ella estaba en el lugar equivocado a la hora equivocada. Como el evento fue mediático y de “alto calibre”, las autoridades (Gobernador y María Dolores del Río) fueron a visitar y mostrar su solidaridad a las familias. Qué bien, pero primero preguntaría para qué lo hacen público y, segundo, ¿la familia del muchacho que mataron la semana pasada en Cajeme no merece el mismo trato? Jovencito, acababa de convertirse en papá y lo ejecutaron por quedar en medio de un enfrentamiento. El problema es que no fue “nota nacional”.

4.- La demagogia e incompetencia siguen como en el sexenio anterior: Ataque al Palacio en Guaymas. “¿Qué hacemos? Ah, sí, anunciemos la instalación de una mesa de seguridad y ya le bajamos la intensidad. Prometemos que no quedará impune y haremos justicia a cualquier costo”. Total, al pueblo todo se le olvida muy rápido. ¿Quién protesta ahorita por el asesinato de Abel Murrieta? ¿Y el del periodista Ricardo López, también en Guaymas? La ruta del impacto mediático la tienen muy estudiada.

5.- La autoridad sabe mucho más de lo que hace: Qué casualidad que después de este ataque hayan ido a catear varias casas y hayan detenido a once personas con drogas y/o armas. Ni modo que se hayan enterado en ese momento de los lugares a los que deberían ir. ¿Por qué esos cateos no los habían hecho antes? Obviamente ya saben en dónde están los malandros, pero son el típico caso de “deténganse en caso de emergencia”.

6.- No usan la información de la manera correcta y a tiempo: El domingo, María Dolores del Río dio una conferencia de prensa donde mostró a los medios las imágenes del famoso c5i. Un reportero le preguntó la razón por la que no hubiera detenidos si tenían esas herramientas. “Justo esa información es la que estamos proporcionando a la Fiscalía. Imágenes de las cámaras que tenemos aquí”. Mmmmh, “esa información estamos entregando”. ¿Hasta el domingo?, ¿tres días después?

Y así podemos analizar punto por punto. Está claro que falta oficio a la Secretaria de Seguridad. Es momento que el Gobernador muestre toda su experiencia en la materia. Porque Sonora está en alerta roja. Y no es un slogan ni un hashtag… es la terrible realidad.

Ómicron

Una nueva variante del Covid-19 tiene al mundo nuevamente en jaque. Bueno, al mundo es un decir, porque en Sonora y México parece que no sucede nada. El secretario de Salud no informa de manera adecuada. Hay alza de contagios, muertes, pero el pueblo está a ciegas. Ya dijo Alcocer que no quería que la prensa se enterara. Qué mal, porque el pueblo tiene derecho a conocer la realidad, a saber que estamos en peligro. Eso es irresponsable, pero parece que el “bono electoral” es infinito para ellos.

Comentarios