No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Cuestiones y enfoques

Esto sí calienta…

La semana pasada tuvo de todo. Desde el nacimiento del primer nieto de Andrés Manuel López Obrador en Houston, Texas.

Por Martín Holguín

Sus incondicionales dicen que es un genio de la comunicación, excelente para cambiar la agenda y convertir las crisis en la rifa de un avión. Quienes nos dedicamos a analizarlo encontramos una actitud preocupante, que da bandazos y no parece tener la más remota idea de lo que debe hacer.

La semana pasada tuvo de todo. Desde el nacimiento del primer nieto de Andrés Manuel López Obrador en Houston, Texas. El Presidente no puede meterse en las decisiones de sus hijos, pero resulta extraño que José Ramón haya decidido que México no es el mejor lugar para convertirse en la patria de su primogénito. Pueden querer hacerlo parecer como algo anecdótico, pero resulta interesante, sobre todo porque la noticia no se dio en una “mañanera”, a pesar de que al Presidente le encanta ventilar sus asuntos familiares.

Aquí les hago un recuento de lo que vivimos:

1.- El avión presidencial tiene que regresar porque resulta que venderlo no era tan fácil como él y sus asesores creían. ¿La solución? Sacamos seis millones de cachitos de la Lotería Nacional, lo rifamos y, ¡pum!, asunto arreglado. Sus “fans” lo calificaron de “genio” porque para ellos eso no fue una ocurrencia, sino una estrategia que hubiera envidiado el mismo Maquiavelo para desviar la atención. Muy raro que el secretario de Comunicaciones, Javier Jiménez Espriú, ni siquiera estaba enterado de tal genialidad.

2.- En una “mañanera”, Jorge Ramos cuestionó la estrategia de seguridad y el hecho de que no haya despedido a un solo funcionario, puesto que ha sido un completo fracaso. La respuesta del Presidente fue otro “trending”: Eso sí calienta. Pues sí, sí calienta que el primer mandatario no tome en serio algo tan trascendente y que no tenga recursos ante este tipo de señalamientos.

3.- El Insabi salió sin rumbo, hay caos en muchos hospitales del País, 19 gobernadores aún no deciden si se unirán o no. AMLO amenaza a esos gobernantes con castigos presupuestales y asegura que en diciembre estará al 100. ¿Hasta diciembre?, entonces para qué lo lanzó desde ahora.

4.- A un año de Tlahuelilpan no hay un solo detenido, el huachicoleo sigue y López Obrador solamente puede prometer que hará un memorial para las víctimas. ¿Un memorial? Qué parte de “estaban robando a la Nación” no ha entendido el Presidente. Sí, fue lamentable que hayan muerto 137 y que eran pobres, pero no puede hacer un homenaje a quienes fallecieron mientras robaban. Que encuentre a los responsables, los meta a la cárcel y solucione de una vez el huachicol, tal como prometió hace un año.

5.- Se informa que miles de migrantes de Honduras y El Salvador están a punto de entrar a México y no se detendrán hasta llegar a Estados Unidos. ¿La solución presidencial? Tenemos 4 mil empleos para esos migrantes en la frontera Sur. ¿En serio? ¿Y a los mexicanos que viven en los estados de la frontera Norte cuándo va a voltear y ofrecerles esos miles de empleos?

6.- El Inegi da a conocer su encuesta de seguridad a nivel nacional, esa que llaman ENSU y ahí se revela que el 72.9% de los mayores de 18 años sienten que vivir en su ciudad es inseguro y el 62.5% no tiene una imagen positiva de la seguridad pública.

7.- El FMI anuncia que la perspectiva de 1.3% de crecimiento del PIB para este año fue ajustado a la baja y ahora hablan de 1%. La razón principal es la debilidad en la inversión que hay en nuestro País. Seguramente esa cifra será un complot más de la mafia del poder.

8.- Y qué decir de los 382 mil 210 empleos perdidos en diciembre de 2019, según datos oficiales del IMSS (el número más alto en una década). No hay forma de hablar de “otros datos” porque esta información viene de las entrañas del Gobierno. Y la falta de medicamentos sigue siendo un problema serio en todo México. Debe ser culpa de Calderón.

Podrá ser un “genio” de la mercadotecnia y tratar de distraernos con una rifa digna del personaje aquel de Nosotros Los Nobles o lanzar más videos de cumpleaños familiares o inauguraciones de caminos de tres kilómetros. La realidad nos va alcanzando, el crédito se está agotando y debería saber que es momento de hacer un “teamback” para analizar con seriedad, hacer ajustes y buscar mejores resultados. Todavía está a tiempo.

Comentarios