Columnas Seneca

El cerebro no se atasca

"Si eliges tu vientre ganas peso, pero pierdes tu libertad",

Por Octavio Ballesteros

El doctor Daniel Amen es un profesional de la medicina que lleva más de tres décadas estudiando el cerebro, es su pasión. Gracias a la tecnología se le ha facilitado mucho la investigación del mismo.

Afirma que desafortunadamente muchas personas están sufriendo actualmente lo que se llama una seudo demencia mental, la cual está originada primordialmente por la depresión. Y muchos colegas la diagnostican cómo Alzheimer, cuando en realidad no lo es. El problema es que los medican y muchas veces ya lo recluyen en una institución, y terminan real y efectivamente como enfermos mentales.

Los factores de riesgo

Actualmente la estadística en Estados Unidos es que si el individuo alcanza los 85 años de edad, hay un 50% de probabilidad de que adquiera una enfermedad mental. Por lo tanto si a uno le interesa tener calidad de vida, y formar parte del porcentaje sano, hay que prevenir los factores que nos hacen más probables de tenerla.

El doctor Amen menciona alguno de ellos. El primero sería el tener una presión sanguínea baja. Cuando ocurre esto la sangre no llega con la fluidez debida al cerebro, y con el paso del tiempo se hace más pequeño, y esto no es bueno para el organismo. Según El doctor Amen el cerebro es el único órgano donde el tamaño si importa.

Cuales pueden ser las causas de una baja presión sanguínea: No ejercicio, haber sufrido un ataque al corazón, nicotina.

Un segundo aspecto que es factor de riesgo le llama al síndrome del “retiro”: se refiere a que el individuo deja de aprender, deja de usar su mente, y entonces el cerebro se empieza a “desconectar”. Pone el ejemplo de su abuelita que vivió hasta los 92 años, y una de las cosas que le sirvieron mucho es que nunca dejo de tejer con ganchos, mentalmente la mantuvo muy activa.

Otros dos riesgos

Un tercer riesgo que enumera es de las inflamaciones, y aquí se refiere primordialmente a los dolores musculares, y problemas de articulaciones. La solución para ello son las vitaminas como complemento de nuestra alimentación y el ingerir omega 3.

Y también menciona el riesgo que culturalmente hablando muchos atañen a sus respectivos problemas de salud: La genética. Según doctor Amen, la genética no hay que verla como una “sentencia de muerte” y que no hay nada que hacer; más bien tenemos que manejarla como una llamada de atención y que prevengamos con más énfasis el caer una enfermedad similar a la que han tenido familiares nuestros. Lo que más perjudica son los hábitos de la persona, como pueden su modo de alimentarse y un gran sedentarismo.

Por último hace una observación sobre las toxinas que ingerimos, y aquí hace una clara referencia al alcohol. Afirma que no es cierto que el consumo diario de alcohol es benéfico para organismo. Ocasionalmente no es ningún inconveniente, pero tratar de ser sobrio al respecto.

Conclusión

No es cierto que el cerebro se vaya atrofiando, no es cierto que un individuo es normal que empiece a perder la memoria a partir de los 50 años, el cerebro es un órgano que lo podemos rejuvenecer. Es exactamente inverso al rostro. No es lo mismo una cara hoy y dentro de de 10 años, pero un cerebro si puede mejorar con el paso del tiempo. El cerebro no se atasca, los malos hábitos del individuo son lo que lo provocan que lo haga.

¡Feliz domingo estimado lector!

Octavio F. Ballesteros Navarro. Socio del Despacho Asesores Ballesteros.

octavio@ballesterosyasociados.com.mx. FB: asesores Ballesteros

Comentarios