Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Ricardo Salinas Pliego

Decreto regularización

Biden y Putin

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo


DUEÑEZ* EMPRESARIA

El área de talento humano

Nuestra firma trabaja con grupos familiares. Conocemos la problemática de los dueños de empresa y sus principales retos

Por Carlos Dumois

¿Es el área de Gestión del Capital Humano verdaderamente estratégica?

Nuestra firma trabaja con grupos familiares. Conocemos la problemática de los dueños de empresa y sus principales retos. Sabemos que los empresarios realmente sueñan con que su gente trabaje con mentalidad de dueño, que goce y sufra con los altibajos del negocio, que como dolientes se comprometan a crear el máximo valor posible en la ruta de la estrategia del negocio.

¿Será realista el sueño de desarrollar esa mentalidad en nuestra gente? La realidad es que pocas veces se gestiona el área de Talento Humano con ese propósito como prioridad. Muchas veces esta responsabilidad anda por allá perdida entre las filas de otras áreas administrativas.

Es vital que el empresario líder comprenda que el área de Desarrollo Organizacional, o como se le llame, es corresponsable de los resultados de cada proceso del negocio, que entienda que la gestión humana es un recurso transversal que recorre toda la organización, y que los resultados de producción y ventas también conciernen a esa área. No puede tener éxito el manejo del capital humano si la empresa pierde mercado, pierde dinero, o pierde valor.

La persona que maneje Recursos Humanos tiene que convertirse en un aliado cercano al empresario, conviene que trabaje directamente con él, y debe conocer el mercado, los competidores, la estrategia, los indicadores clave. Tiene que ser un estratega generalista con visión integral del negocio para poder enfocar los talentos hacia los procesos críticos y las ventajas competitivas.

El liderazgo de esta función clave es corresponsable de alinear y comprometer al personal con la visión estratégica de futuro. Esto solo podrá llevarlo a cabo si aprende a trabajar en equipo con los líderes de las demás áreas de la organización, y contribuir con el seguimiento a sus planes y programas de crecimiento.

El éxito de todas las personas en la empresa se da cuando esta tiene éxito como negocio. La realización plena de la persona puede darse en el trabajo en si mismo, preparándose para ese trabajo y, sobre todo, en el logro exitoso de ese trabajo con los mejores resultados.

Orientar el rol del área de Talento Humano desde la óptica de la persona hacia la óptica del negocio no desvaloriza a la persona, la enriquece al convertirla en el principal protagonista del destino de la empresa y de su propia vida.

La estrategia de negocio define a dónde queremos llegar, en qué campo queremos competir y cómo vamos a ser los mejores. Esto le da enfoque a la organización. Esto es lo que define el perfil de gente que requerimos, los talentos en donde debemos sobresalir y que tenemos que desarrollar. Cuando acertamos en formar el perfil de personas que demanda nuestra estrategia, la gente sí es una ventaja competitiva.

Entonces las capacidades que debemos desarrollar para hacer realidad la estrategia determinan lo que debemos hacer mejor que nadie, para poder sustentar nuestra manera de competir, nuestra forma de liderar el mercado.

Parte de la tarea de Recursos Humanos consiste entonces en diseñar el mapa de actividades y competencias que sustentan nuestras propuestas de valor y ventajas diferenciales.

Los sistemas organizacionales que requerimos son los que aseguran que todo el quehacer organizacional esté siempre alineado con la estrategia, con el mercado elegido, con la propuesta de valor, con las diferencias competitivas y con las competencias organizacionales.

Estos sistemas incluyen los objetivos, procesos y mediciones que aseguran la calidad y el servicio que nos hacen excepcionales, los que nos hacen eficientes y altamente productivos en lo que es relevante en nuestra estrategia, los que garantizan que contaremos con los talentos especiales que necesitamos, los que nos permiten medir el valor que creamos en donde es crucial hacerlo.

Con estos sistemas enfocados podemos guiar todos los procesos de la gestión del personal. La empresa debe tener claridad de su estrategia para poder enfocar sus esfuerzos de Recursos Humanos. El líder de la gestión del talento en la organización tiene que convertirse en aliado cercano del empresario. ¿Lo es en tu compañía?

Carlos A. Dumois es presidente y socio fundador de Cedem. http://www.cedem.com.mx * “Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

Comentarios