Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna México

Arresto y deportación de migrantes mexicanos

En los últimos días ha crecido la llegada de migrantes de diversos países a las fronteras Sur y Norte de México, que quieren cruzar hacia Estados Unidos.

En Estados Unidos, al cierre del año fiscal 2022, fueron arrestados 808 mil 339 mexicanos por las autoridades migratorias, de acuerdo a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, CBP por sus siglas en inglés.

Las detenciones en 2021 fueron 655 mil 594, de manera que en 2022 se incrementó en 152 mil 745 el número de los detenidos. Y de un año al otro el número de las deportaciones creció en 60.9%.

A partir de mayo de 2020 se multiplicó por cuatro el número de las y los mexicanos que emigran a Estados Unidos. Los especialistas señalan que son dos los factores que empujan la migración: La violencia y la economía nacional.

Y aseguran que después de la pandemia del Covid-19 se ha vuelto al patrón de años anteriores y es evidente que las autoridades no están haciendo nada para detener el flujo migratorio hacia el vecino del Norte.

En el primer semestre de 2023 los mexicanos detenidos por la CBP fueron 208 mil 111 y la suma de las otras nacionalidades suman 205 mil 729 los arrestados. Así, nuestros compatriotas suman más de la mitad de todos los migrantes arrestados.

Esto hace que ahora México vuelva a ocupar el primer lugar entre los países que envían más migrantes a Estados Unidos. Los números muestran que se ha regresado 20 años atrás.

A pesar de la contundencia de los datos, el Presidente en más de una de sus comparecencias mañaneras ha dicho que “afortunadamente ya no hay el número o la corriente migratoria que había hacia Estados Unidos durante el periodo neoliberal”.

Especialistas señalan que estas declaraciones sólo se explican si el Presidente no ha sido informado del incremento creciente de la migración mexicana hacia Estados Unidos en los años de su Gobierno.

Y plantean, de otros lados, la contradicción en la que este cae porque, del otro lado, sí reconoce y aplaude el aumento de las remesas de los mexicanos en Estados Unidos, que claramente se asocia a que ha crecido el número de migrantes.

Recuerdan, para contextualizar lo que ahora ocurre, que antes hubo una década de tasa cero de migración. Esto significa que eran más los mexicanos que regresaban de Estados Unidos a México que los que se iban.

Si al cierre de 2023 se mantiene el número de detenciones que tuvieron lugar en el primer trimestre, el año terminaría con 832 mil 444 mexicanos arrestados y deportados por las autoridades migratorias de Estados Unidos. Habrá que ver.

En los últimos días ha crecido la llegada de migrantes de diversos países a las fronteras Sur y Norte de México, que quieren cruzar hacia Estados Unidos, es sin duda un problema que se añade al de los mexicanos que dejan el País y son regresados por las autoridades estadounidenses.

Las dimensiones de la crisis migratoria ha rebasado a las autoridades de Estados Unidos y México y exige una nueva estrategia de ambos países para hacerle frente. Es evidente que el actual modelo fracasó.

Rubén Aguilar Valenzuela

@RubenAguilar

En esta nota