Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna Sonora

La mano de Claudia

Temprano, sin dar margen a más especulaciones de las que ya había, Claudia Sheinbaum toma el control de varios de los principales sectores de Morena.

Temprano, sin dar margen a más especulaciones de las que ya había, Claudia Sheinbaum toma el control de varios de los principales sectores de Morena.

Eso sí, le deja la narrativa y la defensa de muchos temas al presidente (Andrés Manuel) López Obrador, que sospecho será protagónico hasta el último día de su mandato.

Sin embargo el control de muchas definiciones y posiciones importantes empieza a tomarlo la ex Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, apenas unos días después de ser designada como la coordinadora de la Defensa de la Cuarta Transformación, que es la cachucha que le inventaron antes de asumir oficialmente la candidatura presidencial del partido oficial.

Y ahí la tienen ustedes, damas y caballeros, poniendo a gente suya en las dirigencias estatales de Morena en todo el País, como ya lo hizo aquí en Sonora con la llegada de Heriberto Aguilar, quien además no tiene empacho en decirlo y reconocerlo públicamente como me lo dijo en una entrevista que le hice recientemente para la radio.

La llegada del delegado del CEN con funciones de dirigente estatal obedece a una estrategia política rumbo a la elección presidencial y forma parte de un acuerdo entre Sheinbaum y Alfonso Durazo, quien además de ser el Gobernador funge como presidente del Consejo Nacional de su Partido.

Está claro que la doctora no permitirá que se le vaya detalle porque además la contienda presidencial estará muy lejos de ser un día de campo, se anticipa muy ruda, con fuertes golpes debajo de la mesa, con intensas campañas negras y en el caso del partido oficial, hasta con fuego amigo.

La visita ayer de Sheinbaum Pardo a Sonora es una de muchas que estará haciendo por todo México y aquí ha venido a verificar las condiciones de la estructura electoral de su partido, a ver cómo están las bases.

Pero además la señora viene por el voto de la clase media, esa que aún sigue molesta por el diario desdén presidencial y que se identifica muy bien con figuras como la de Xóchitl Gálvez a nivel nacional o con la del alcalde de Hermosillo, Antonio Astiazarán, en lo local.

La mano de Claudia ya se notó con el destape de Omar García Harfuch a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y lo arropado que se ha visto el ex jefe policiaco, que seguramente dejará en el camino a figuras amorfas y sin méritos políticos como la de Hugo López Gatell.

Y en Sonora será el Gobernador junto a la virtual candidata quienes tendrán fuerza en la decisión del resto de las candidaturas que tendrán la misión de arropar a su candidata presidencial.

Ya se advierten algunas de las fichas de Alfonso Durazo, como Adolfo Salazar, a quien hacen crecer como secretario General de Gobierno, pero apuntando hacia alguna campaña, quizá por la alcaldía de Hermosillo, aunque Lorenia Valles (DIF) y Wendy Briceño (Sedesson) también la quieren.

Habría que ver si meten a Heriberto Aguilar a la lucha por el Senado, posición que pelea desde hace años la actual jefa de oficina del ejecutivo, Célida López Cárdenas, quien empezó lejos, pero ya va más cerca de lo que muchos quisieran.

Ella misma le dijo en su momento a AMLO que quería el Senado. Él le respondió que ya estaba comprometida la posición, pero que se podía lanzar a la Alcaldía de Hermosillo…el resto es historia.

En resumen, no parece que la doctora vaya a ser una candidata carismática, pero de que va a tomar el control de las cosas…pues ya lo tomó.

Existen sin embargo muchos pendientes que dejará el presidente López Obrador con los que ella, si gana la presidencia, tendrá que lidiar en silencio para no empañar la imagen de su antecesor.

La incidencia delictiva en México sigue siendo alta, con zonas muy identificadas en donde el crimen gobierna abiertamente por encima de las autoridades legalmente constituidas.

El combate a la pobreza sigue siendo discutible según varios análisis serios que se han publicado.

Las luchas internas están empezando, porque todos van a querer una candidatura, eso pasa siempre cuando un partido está en el poder.

En esta nota