Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna México

Criterio

ETs en el Congreso

El tema de los ovnis - hoy llamados “fanis”: Fenómenos Anómalos No Identificados - fue llevado el pasado martes a la Cámara de Diputados de México; fue una sesión atípica.

Se trató de la exposición de testimonios de expositores nacionales y extranjeros tanto pilotos, controladores aéreos, ufólogos (expertos en ovnis o fanis) y científicos relacionados y que fueron requeridos a jurar que sus aseveraciones fuesen verdaderas.

El promotor y a la vez compareciente de la peculiar sesión fue el periodista y ufólogo Jaime Maussan. Como antecedente próximo recordemos que el pasado mes de julio un subcomité del senado estadounidense trató de manera parecida la cuestión de los fanis por personalidades muy enteradas del tema, algunos de ellos testigos visuales de peculiares fenómenos aéreos que, con las herramientas tecnológicas actualmente disponibles, resultan inexplicables y que solicitaron la apertura de la información que el Gobierno norteamericano tiene reservada sobre el punto, mismo reclamo que, fue igualmente escuchado en la sesión de nuestro Congreso.

La sesión del subcomité del Senado estadounidense provocó un resurgimiento de la oscura cuestión de los artefactos aéreos no identificados de manera que no sólo en los Estados Unidos sino en Europa y Asia se generó inquietud entre la ciudadanía y el medio aeronáutico.

México tiene una tradición nada despreciable en la preocupación sobre ovnis pues al INAI se le han hecho mil 100 solicitudes de información sobre tales objetos de 2013 a la fecha.

Durante la reunión en la Cámara se mencionaron al menos cuatro fenómenos relacionados observados en el espacio aéreo nacional, expuestos por voces, digamos, creíbles: Pilotos civiles y militares. El toque mayúsculo de la citada sesión se dio cuando Maussen pide que se abran allí mismo, frente a los congresistas, científicos y las cámaras de los medios, dos pequeños contenedores cada uno con un cadáver de aspecto momificado, que fueron parte de un hallazgo múltiple de momias en la región peruana de Nazca, en 2017, donde se ubicaron esos dos cortos cuerpos con características anatómicas diferentes a la humana, especialmente por su cabeza alargada, manos con tres dedos y conteniendo embriones en el interior de huevos, algo verdaderamente muy extraño, comenzando porque serían ovíparos de forma muy cercana a la humana y que según una revisión con Carbono-14 se hizo suponer que datarían de más de mil años.

Un análisis genético mostró que su ADN fue 30% diferente del humano y en esto se basan algunos proponentes -como Maussen- para decir que son cuerpos no-humanos, de una especie ajena a la nuestra de la cual no se tienen sospechas de evolución alguna hacia la especie humana.

Si bien esto no diría que son extraterrestres (ETs) si les permitió considerarque son no-humanos, aunque sí muy similares a nosotros. Para tener una mejor imagen de ellos diré que son muy parecidos al ET de la película de ciencia ficción de Steven Spielberg, de 1982.

Expertos han dicho que las pequeñas momias son “hechizas”, fabricadas con partes humanas y partes de animales no humanos, recubiertas con una mezcla de materiales orgánicos y otros sintéticos para dar el aspecto de piel.

Las críticas al hecho de que todo esto haya sucedido en una sesión del Congreso no se hicieron esperar, unos diciendo que la Cámara no es para eso sino para legislar y que no se puede legislar algo que no pasa de ser un supuesto y aún alejado del rigor científico. Otros dicen que siendo el Congreso “la casa del pueblo” sí procedía dar lugar a una sesión en la que se ampliara el conocimiento sobre una materia por demás inquietante para el pueblo.

En fin, otro pleito de connotaciones partidistas y, como ya no hay espacio aquí para más, dejo a usted la tarea de buscar lo que se ha dicho sobre la idoneidad de sesión, de su promotor y del legislador que la coordinó, especialmente en este último a causa de su partido.

En esta nota