Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna Sonora

Cerro de la Campana

Huelga estalla en las plantas de Ford, General Motors y Stellantis (Chrysler) en Estados Unidos

La huelga que estalló ayer en la madrugada en las plantas de Ford, General Motors y Stellantis (Chrysler) en Estados Unidos podría traer consecuencias en México. Y es que dichas empresas envían autopartes y componentes al País se dijo a nivel nacional; este envío incluye Hermosillo donde Ford tiene la armadora de Bronco Sport y Maverick.

Son aproximadamente 13 mil trabajadores los que pararon labores en busca de mejores salarios y prestaciones. Una huelga de 10 días, según un estudio, estaría dejando pérdidas por 5 mil millones de dólares.

El conflicto inició luego de que los líderes del Sindicato Internacional de Trabajadores Unidos del Automóvil, la Aeroespacial y las Implementaciones Agrícolas de América y representantes de las tres empresas no llegaron a un acuerdo en las negociaciones contractuales. Cabe destacar que el sindicato se declaró en huelga contra las armadoras simultáneamente por primera vez en sus 88 años de historia.

Especialistas señalaron ayer que podría haber paros en algunas líneas de producción en México, debido a la reducción de la demanda. Un golpe duro para los jóvenes llamados “dreamers” que radican en Estados Unidos y que buscaban beneficiarse del programa de Acción Diferida para Personas Llegadas en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) fue la resolución dictada por un juez federal. Andrew Hanen de la Corte federal para el Distrito Sur de Texas, declaró inconstitucional el programa DACA, creado durante la administración de Barack Obama.

El juez consideró que su creación debe derivar de una ley expedida por el Congreso y no de un reglamento emitido por el Ejecutivo. La resolución, cabe aclarar, no afecta a las personas actualmente inscritas en el programa, alrededor de 580 mil, sino que simplemente ya no podrán inscribirse a nuevos beneficiarios.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en manos ahora de Alicia Bárcena, ofreció ayer acompañamiento legal y posibles apoyos económicos a miles de connacionales que resultarán afectados por esta disposición.

Ojalá que por medios políticos o diplomáticos se logre una solución a esta tajante medida que trunca los sueños de migrantes, principalmente mexicanos, que han llegado a ese país en busca de una mejor vida.

Como parte del proceso de federalización de los servicios de salud, el Gobierno federal dio a conocer que continuará la basificación en 16 estados más, entre ellos Baja California y Tamaulipas.

El director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto, informó en días pasados que 8 mil 614 trabajadores habían sido contratados legalmente en Nayarit, Tlaxcala, Colima, Sinaloa, Baja California Sur, Ciudad de México y Sonora, en este último un total de mil 022 médicos, enfermeras y paramédicos.

De acuerdo con la Federación, en años pasados el personal era contratado de manera eventual por seis meses o un año, por lo que se vulneraron sus derechos laborales. Además de Sonora, la Ciudad de México es la segunda con más contrataciones al sumar 5 mil 484. En la lista también está Nayarit con 467 contratos.

El proceso que inició el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no ha sido fácil, pues en algunas entidades ha habido marchas de doctores y enfermeras, quienes aseguran no fueron tomados en cuenta. Personal médico de distintos centros hospitalarios de Ciudad de México y de Guerrero, por ejemplo, realizaron algunos actos de protesta; fueron atendidos y se despejaron algunas dudas.

En esta nota