No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana Las autoridades utilizan un lector digital en los hechos de los crímenes para conocer los antecedentes de las víctimas.

Usan tecnología de punta para identificar muertos

Avatar del

Por Ángel F. González

Usan tecnología de punta para identificar muertos

Usan tecnología de punta para identificar muertos

En un mes, un total de 32 víctimas de homicidio han sido identificadas con un nuevo sistema de análisis de huellas dactilares implementado por la Subprocuraduría de Justicia en la Zona Tijuana.

El equipo comenzó a utilizarse desde mayo, después de que las investigaciones de los homicidios cambiaron a la jurisdicción de la Subprocuraduría de Zona.

“Nunca se había intentado tratar de identificar un cuerpo ya muerto en un lector digital. Si bien es cierto, vamos a Semefo e ingresamos la huella para el tema de la identificación y se sube a un sistema nacional, queríamos ver si podíamos hacerlo con un lector digital”, indicó el subprocurador de Justicia en zona Tijuana, Jorge Álvarez.

La información de la huella se compara con el banco de las Secretarías de Seguridad Pública de los municipios y del Estado, y en los casos en los que coinciden con las de alguna persona que cuente con antecedentes penales, el sistema arroja la identidad.

Detalló que pese a que en un inicio se tenía la incertidumbre de la efectividad del método, por ser la primera ocasión en la que se utilizaba, se ha logrado identificar a 32 cadáveres.

De no ser por el sistema, consideró, probablemente las víctimas hubieran sido llevadas a la fosa común.

“Cuando empezamos con homicidios, queríamos hacer un ejercicio, porque nunca antes se había hecho, de tratar de usar la base de datos que tiene el Estado para ver si funciona para identificar algunos de los cuerpos que estaban apareciendo por delitos de homicidio, tomando en consideración que en promedio el 30% de los cuerpos de los fallecidos no se estaban identificando”, apuntó Álvarez.

Con el método tradicional, que se sigue utilizado de forma alterna, las huellas son recabadas por elementos periciales en Servicio Médico Forense y la información se sube al sistema nacional.

Con la lectura de las huellas dactilares, informó, el proceso se ha hecho más corto cuando la víctima cuenta con antecedentes.

“Hacerlo en el momento, en el lugar de los hechos o en el momento que llega el cuerpo a Semefo, que es mucho más rápido; la idea es obtener la mayor cantidad de información en las bases de datos para poder dar con la identidad de una persona”, explicó el subprocurador.

Disminuir la tendencia
El subprocurador de Justicia en Zona Tijuana reveló que en 2017 y los meses transcurridos en 2018, al menos el 30% de las víctimas de asesinato se mantenían sin identificar y los cuerpos eran sepultados en la fosa común.

Con el nuevo procedimiento se espera que menos cadáveres se queden en calidad de desconocidos.

“El tema es reducir a aquellas personas que no se identificaron y que probablemente se estaban yendo a fosa común; posteriormente tratar de contactar a los familiares”, aseguró.

Aunque se considera que el sistema en fase experimental, dijo, en el primer mes se han tenido resultados positivos, por lo que se espera un aumento en el número de personas identificadas en las próximas semanas.

“Empezamos a utilizarlo para tratar de identificar la mayoría de cuerpos que se puedan y, hasta ahorita, sigue en etapas de prueba y nos ha dado mucho éxito”, manifestó.

Álvarez Mendoza aclaró que el procedimiento no sustituirá al método tradicional porque funciona únicamente si la persona tiene antecedentes delictivos.
En esta nota

Comentarios