Tijuana

Sobreviviente recuerda ataque armado de hace 34 años en San Ysidro

Avatar del

Por Alejandro Villa

Sobreviviente recuerda ataque armado de hace 34 años en San Ysidro

Sobreviviente recuerda ataque armado de hace 34 años en San Ysidro

El 18 de julio de 1984, San Ysidro vivió una mañana trágica y sangrienta que dejó para la historia 21 personas fallecidas y 19 heridos, la mayoría niños de origen mexicano.

Un hombre armado entró al McDonald’s y descargó su arma contra los comensales, sin un blanco en especial, todos eran sus victimas.

Tras 77 minutos de disparos gritos y sirenas de policías y ambulancias, un francotirador de la SWAT acabó con el atacante. Ya era muy tarde, pocos se salvaron y vivieron para contar lo que fue esa traumática mañana.

A 34 años de aquel suceso, Jesús Gallegos contó a FRONTERA sus recuerdos de ese trágico incidente.

Jesús tenía 5 años cuando sus padres lo llevaron a comer al McDonald’s, después irían a comprar la despensa de la semana. Su padre trabajaba en EU pero todos vivían en Tijuana.

“Íbamos casi llegando. Yo fui a la parte de los juegos cuando vimos que cayó una señora y luego un señor, no sabía lo que estaba pasando ¡tenía 5 años! Papá reaccionó rápido, nos llevó a la parte de la cocina a mi madre y a mí. Escuché las detonaciones, el ruido. Recuerdo la gente tirada en el suelo, muerta.

“Logramos salir por la puerta que da al autoservicio y por ahí policías nos ayudaron a salir. Todo era un caos. Había patrullas, gente llorando, ambulancias. Me quedaron algunas secuelas de aquel evento. Llegué a tener pesadillas, a no poder dormir”, recordó.

Después de haber salido del restaurante, su padre tomó la decisión de que se fueran del lugar.

“Ya no hicimos nada de lo que se supone íbamos hacer, ese día fue el peor de mi vida y eso que tenía solo 5 años. Nos regresamos a Tijuana. Desde ese día nunca había hecho público lo que viví esa mañana”, lamentó.

Ahora Jesús tiene 42 años, se le escuchaba nervioso y se le cortaba la voz a la hora de la entrevista.

Dijo sentirse liberado de contar a FRONTERA su mayor trauma, el culpable de no poder dormir bien y de soñar con gente muerta, la trágica mañana de la masacre del McDonald’s en San Ysidro, California.
En esta nota
  • McDonald’s
  • Masacre
  • San Ysidro

Comentarios