Tijuana

Salen de una cárcel de EU y llegan a TIJ

Un grupo de alrededor de 50 mexicanos, que estaba en un centro penitenciario de EU, fue deportado por El Chaparral.

Avatar del

Por Khennia Reyes

Después de haber cumplido con una condena en un centro penitenciario de Adelanto, California, un grupo de alrededor de 50 mexicanos fue deportado por las autoridades de Estados Unidos a Tijuana.(Jesus Bustamante)

Después de haber cumplido con una condena en un centro penitenciario de Adelanto, California, un grupo de alrededor de 50 mexicanos fue deportado por las autoridades de Estados Unidos a Tijuana. | Jesus Bustamante

TIJUANA.- Después de haber cumplido con una condena en un centro penitenciario de Adelanto, California, un grupo de alrededor de 50 mexicanos fue deportado por las autoridades de Estados Unidos a Tijuana.


El director del albergue cristiano Ágape, Alberto Rivera Colón, informó que los paisanos salieron por la Garita Peatonal de El Chaparral aproximadamente a las 22 horas del viernes.


Comentó que estas deportaciones son parte de las amenazas que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó para implementar redadas para ‘cazar’ a las personas que permanecen de manera irregular en su país.


 Asimismo, los retornados explicaron que fueron deportados por haber ingresado de manera ilegal a la Unión Americana y se quejaron de la discriminación que sufrieron en el centro de detención.  


“Nos metieron a la cárcel tres o cuatro años porque ya teníamos deportaciones anteriores, entonces nos volvieron a echar. En Adelanto, California, los agentes son racistas”, expresaron.  


Son libres
El director municipal de Atención al Migrante, César Palencia Chávez, comentó que este grupo de mexicanos deportados tiene el derecho de permanecer de manera libre en el territorio mexicano, puesto que ya pagaron su condena.


Dijo que al igual que otros paisanos, también recibirán la ayuda para tramitar su documentación personal, como acta de nacimiento e identificación oficial, además de recibir un apoyo económico para regresar a sus ciudades de origen.


Sin embargo, lamentó que el Gobierno Federal no esté coordinado con el Gobierno de Baja California ni con Tijuana, puesto que no les han informado el plan que se implementará para atender a los miles de mexicanos que podrían ser deportados en caso de ser víctimas de las políticas migratorias de Donald Trump.


 “Nosotros no sabemos ninguna estrategia ni cuántos llegan hasta que ya están aquí (los repatriados) realmente”, declaró Palencia Chávez.


En cuanto a la ayuda de los albergues, dijo que la mayoría están saturados atendiendo a los migrantes de Guerrero, Michoacán y Centroamericana que buscan el asilo humanitario en Estados Unidos.


Por ello, las personas que sigan siendo retornadas deberán comunicarse con sus parientes para conseguir un lugar en donde dormir mientras arreglan su documentación y encuentran un trabajo, agregó el director.


En cuanto a los apoyos para que los retornados regresen a sus comunidades dijo que la Dirección Municipal de Atención al Migrante cuenta con el presupuesto anual de un millón 740 mil pesos para los apoyos sociales, de esos 500 mil pesos son para las organizaciones civiles; 240 mil pesos para los viajes de regreso, principalmente.

En esta nota
  • Migrantes

Comentarios