Tijuana Cada vez son más los niños los que evitan comer para disminuir su peso corporal y encajar en los estereotipos de belleza que impune la cultura actual.

Niños evitan comer para bajar de peso

Avatar del

Por Khennia Reyes

Niños evitan comer para bajar de peso

Niños evitan comer para bajar de peso

Cada vez son más los niños los que evitan comer para disminuir su peso corporal y encajar en los estereotipos de belleza que impune la cultura actual.


Así lo reveló Graciela Jiménez Trejo, jefa de consulta externa del Hospital de Salud Mental de Tijuana A.C. (HSMT), quien explicó que a esa situación se le llama anorexia nerviosa, la cual se presenta por lo general en menores de entre 9 y 14 años, es decir al final de la primaria y secundaria.


En México la prevalencia es del 1 al 3% entre la población, en Tijuana se desconoce el número debido a que no se diagnostica el trastorno, pero la experta indicó que es un número grande de la población la que sufre la anorexia nerviosa sin darse cuenta.


Actualmente en el HSMT se atienden a tres pacientes (dos mujeres y un hombre), quienes, de acuerdo a las características de la enfermedad, al verse al espejo se miraban con sobrepeso siendo delgados. Y en otros casos utilizaban purgas, anfetaminas, diuréticos y productos ‘milagrosos’ para alcanzar su peso ‘ideal’.


“Los círculos sociales influyen porque bombardean de imágenes, por ejemplo, la de una hamburguesa que se ve súper deliciosa al lado de una modelo delgada, de esto el público lo interpreta que esta modelo consume una hamburguesa para estar delgada. Además las personas exitosas son presentadas como personas delgadas, aunque sabe que la imagen es truqueada”, expuso Jiménez Trejo.


Asimismo, comentó que quienes padecen anorexia nerviosa por lo general en alguna etapa de su vida fueron personas con sobrepeso que fueron criticadas en su casa o escuela.


Por ello, la jefa de consulta externa comentó que en el proceso de tratamiento los pacientes reciben la atención de un pediatra, siquiatra, sicólogo, terapeuta familiar y de un nutriólogo.


De no atender a tiempo, dijo, se presentarán cuadros de desnutrición, caída de pelo, problemas gastrointestinales, desequilibro hidroelectrolítico y, muchas de las veces, la muerte.


“Los papás deben estar muy pendientes cuando los niños empiezan a hacer comentarios que tienen gordos los cachetes, tenemos que estar al pendiente de la depresión infantil, porque algo está sucediendo ahí”, recomendó.
En esta nota
  • Niños
  • bajar de peso

Comentarios