Tijuana Se constituye en la ciudad de Tijuana, la Fundación Esperanza Contigo, A.C.

Nace fundación Esperanza contigo A.C. en Tijuana

Avatar del

Por Redacción Frontera

Nace fundación Esperanza contigo A.C. en Tijuana

Nace fundación Esperanza contigo A.C. en Tijuana

Para brindar protección y cuidado a niños en situación de abandono, y convertirlos en adultos prósperos y exitosos mediante un plan de desarrollo integral, se constituye en la ciudad de Tijuana, la Fundación Esperanza Contigo, A.C.

Esta institución, fundada por Adrián J. Romero, empresario tijuanense, tiene la misión de poner en práctica un programa de cuidado y desarrollo integral, que logre crear un ciclo positivo para niños en situación de vulnerabilidad.

“Está bastante claro, que las Casas Hogar existentes en Baja California son insuficientes para dar atención a tanta niñez que se encuentra en situación de abandono, y que los apoyos del Gobierno son muy limitados y fuera del alcance de todos; por lo que la mayoría depende de esfuerzos personales y apoyos de la comunidad, que voluntariamente participa en auxilio de este sector vulnerable de formas muy diversas.

Esta necesidad, provoca que muchas de las Casas Hogar no puedan sostenerse en el largo plazo, o bien, no puedan cubrir todas las necesidades de los niños de manera satisfactoria, empezando por la seguridad que brinda la propia infraestructura con la que cuentan”, comentó Romero.

Este modelo, además de satisfacer las necesidades elementales de los niños como son la alimentación, vestimenta, afecto, educación y salud, hace énfasis en brindar además clases de inglés, computación, estimulación temprana para los más pequeños, orientación vocacional, entre otras actividades que propician que los niños se formen de manera integral y desarrollen habilidades que les serán útiles en un futuro.

“Vamos a administrar una Casa Hogar donde implementaremos este modelo que hemos desarrollado, en el cual transformemos positivamente la vida de muchos niños y construyamos futuro con valor.

Actualmente, un niño que está en una Casa Hogar, sino es adoptado es muy probable que llegue a su adolescencia y escape de la misma exponiéndose a muchos males, lo cual genera un costo para la sociedad en diversos sentidos. Nosotros buscamos revertir esa situación, a través de crear oportunidades para dichos niños, mismas que conseguirán mediante el estudio y el desarrollo de habilidades elementales para un mundo competitivo”, explicó Romero.

Parte de la mecánica para la generación de oportunidades consiste en construir un fondo económico para garantizar que los niños que no sean adoptados por una familia, crezcan con el proyecto y cursen estudios de bachillerato y posteriormente de nivel profesional.

“Idealmente habrá empresarios que decidan apoyar de manera constante este proyecto, y a esos jóvenes eventualmente se les pueda ofrecer un trabajo formal en sus compañías, con lo cual, el empresario obtiene, además de la satisfacción de ayudar a estos niños en su etapa temprana, un potencial colaborador sumamente comprometido con su empresa, que a su vez se convertirá en una persona que apoyará a las generaciones que le siguen”, explicó Cristina Olivas, directora ejecutiva de la Fundación.

Romero, quien es Socio Director de la firma Grupo Consultor EFE, y quien ha asumido el compromiso de construir esta Fundación, espera que muy pronto, empresarios de la región decidan participar proactivamente.

“Crear este proyecto ha sido una misión personal que hoy, afortunadamente, puedo poner en marcha, y espero que, en el corto plazo, empresarios tijuanenses decidan participar de forma constante, mes a mes, con esta causa.

Este proyecto no se trata solamente de hacer un buen acto en Navidad, sino de estar presente todo el año, con apoyo y con presencia, pues el afecto y la imagen de quienes participamos en esta causa, es igualmente importante y alentador para los niños”.

A días de que la Fundación ha iniciado actividades preliminares, se reporta que ya ha habido personas que a través de redes sociales se han puesto en contacto para participar de diferentes maneras.

“Estamos conscientes que un proyecto de esta magnitud requiere esfuerzos importantes y presentará retos constantes, por lo que personalmente tomé la decisión de donar el 100% de las utilidades de uno de mis negocios y dedicarle una cantidad considerable de tiempo al proyecto, para demostrar el compromiso que debemos adoptar con estos niños.

Ahora será nuestro trabajo presentarles los detalles del proyecto a nuevos patrocinadores y rendirles cuentas constantemente a través de nuestro órgano de transparencia, para que cada vez sean más los que se sumen a la Fundación”, recalcó Romero.
En esta nota
  • fundación

Comentarios