Tijuana

Migrantes con visa de trabajo pueden integrarse a vida laboral

Ulises Araiza Sánchez apuntó que eso representa una buena noticia porque es un grupo de personas que se pueden incorporar a la fuerza industrial de la ciudad.

Avatar del

Por Daniel Andrade

En Tijuana hay 2,500 migrantes centroamericanos que ya cuentan con visa de trabajo y se pueden integrar a la actividad laboral, indicó el presidente de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria en Tijuana (Arhitac).

En Tijuana hay 2,500 migrantes centroamericanos que ya cuentan con visa de trabajo y se pueden integrar a la actividad laboral, indicó el presidente de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria en Tijuana (Arhitac).

TIJUANA.- En Tijuana hay 2,500 migrantes centroamericanos que ya cuentan con visa de trabajo y se pueden integrar a la actividad laboral, indicó el presidente de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria en Tijuana (Arhitac).


Ulises Araiza Sánchez apuntó que eso representa una buena noticia porque es un grupo de personas que se pueden incorporar a la fuerza industrial de la ciudad.


Mencionó que con la instalación de un albergue, Arhitac pretende acudir para ofrecer las vacantes que existen, así como los beneficios que recibirán los centroamericanos. 


No todos serán para la industria, indicó que algunos cuentan con los perfiles para agregarse al sector de la construcción o de servicios, pero la idea es abrir el panorama.


Añadió que el primer aspecto a verificar es la escolaridad de la persona interesada, porque si cuenta con una preparación puede aspirar a puestos superiores y no solo de operador en líneas de producción. 


“A quienes quieran trabajar en la industria se les va a ayudar para que se adapten y puedan desempeñarse de la mejor manera, que se queden por bastante tiempo”, comentó.


El experto en recursos humanos reconoció que será complicado convencer a muchos de incorporarse a la vida laboral en Tijuana, porque si trabajaron en Estados Unidos sabrán que el sueldo allá es superior.


Aunque precisó que lo anterior se compensa con lo menos costoso que es la vida en Tijuana, por eso es importante que ellos puedan desarrollarse y crecer en la industria para aspirar a mejores condiciones. 


De acuerdo con el presidente de Arhitac, un operador de nuevo ingreso gana como mínimo 1,700 pesos semanales y podría llegar a 2,000, pero depende de los horarios y de cada empresa. 


Además destacó los beneficios implícitos que ofrece el sector industrial a sus trabajadores, como bonos, servicio de comedor y transporte. 

En esta nota

Comentarios