Tijuana

Intervienen asilo tras muertes de 4 ‘ancianitos’

Los decesos ocurrieron en menos de una semana y de acuerdo con las autoridades fueron por causas naturales.

Avatar del

Por Glenn Sanchez

La mayoría de los adultos mayores que viven en el albergue fueron abandonados por sus familiares.(Sergio Ortiz)

La mayoría de los adultos mayores que viven en el albergue fueron abandonados por sus familiares. | Sergio Ortiz

La muerte de cuatro “abuelitos” en menos de una semana en el asilo El Refugio, ubicado en la colonia Flores Magón, obligó a las autoridades de los tres niveles de Gobierno intervenir y realizar un diagnóstico sobre las condiciones en las que viven más de 180 adultos mayores en el lugar.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), del 8 al 14 de agosto se registraron los decesos en el refugio, siendo el primero de ellos el de una mujer de 70 años de edad, quien había sufrido una embolia.

Mientras que el 13 del mismo mes ocurrieron dos fallecimientos, el primero a las 05:53 horas de una mujer de 72 años, quien padecía cáncer de mama y diabetes, y a las 15:46 horas murió un hombre que ingresó en condición de calle con una desnutrición severa.

El último caso se registró el 14 de agosto a las 6:12 horas, en esta ocasión la cirrosis fue la causa de la muerte de un hombre.

Las condiciones

Tras hacerse públicos los fallecimientos, los cuales de acuerdo con la Procuraduría se deben a causas naturales generadas por alguna enfermedad, surgieron diversas versiones sobre las condiciones en las que viven los adultos mayores en el albergue.

El ex trabajador José Guadalupe Magallanes Flores manifestó que lo corrieron del refugio porque enfrentó al encargado del lugar, el pastor Jesús Mondragón Martínez, sobre las malas condiciones en las que viven los abuelitos.

“El año pasado murieron viejitos congelados porque dormían en el piso, no les dan la atención médica como debe de ser, la señora que se murió de cáncer, le pegó gangrena en su pie y no le daban atención médica”, declaró.

Por su parte, el señor José Luis Navarrete, quien ayer fue recogido por familiares, narró cómo se vive dentro del asilo.

Aseguró que el pastor los castigaba si se portaban mal, y otro de los trabajadores del lugar golpeaba a los ancianos, además que solamente comen nopales con frijoles todos los días.

“Desgraciadamente es una situación muy fea aquí porque hay muchos ancianos que se duermen en el piso, muchos se quedan afuera, hay mucha desatención”, expresó.

Pastor lo niega

El responsable del lugar, Jesús Mondragón Martínez, negó que maltraten a los cerca de 195 adultos mayores y 25 jóvenes con discapacidad mental.

“Yo desmiento todo eso y por mí está abierto para que venga cualquier autoridad o persona a indagar”, agregó.

Recordó que la mayoría de las personas que están en el asilo son abandonadas por sus familiares y él junto con algunos voluntarios los cuidan.

Con relación del apoyo de las autoridades, dijo que en mayo del presente año recibieron un apoyo de 42 mil pesos por parte del Ayuntamiento y del Estado, así como alimentos proporcionados por el DIF Tijuana.

“Tenemos 16 personas que las cuidan, vamos a cursos, se nos enseñan primeros auxilios, todo esto para que la asociación pueda continuar”, indicó.

Reconoció que los comentarios sobre el asilo le lastiman y le duelen, sin embargo, seguirá atendiendo a esta población vulnerable porque nadie los cuida.

Llamado de Presidencia

Después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara en la conferencia de prensa “mañanera” que apoyaría el lugar, personal del Ayuntamiento de Tijuana, del IMSS y la Delegación Federal acudieron al albergue para revisar las instalaciones.

El delegado del Gobierno Federal en Baja California Alejandro Ruiz Uribe señaló que primero analizarán la situación en la que se encuentra el lugar, su población y sus instalaciones, para, una vez que tengan la información completa, tomar decisiones.

Para esto tardarán cerca de una semana, mientras el personal del IMSS tendrá que atender a cada una de las personas para hacer un diagnóstico sobre su estado de salud.

Con relación de las cuatro muertes recientes, Gilberto Paz Padilla, jefe de Prestaciones Medicas del IMSS, reiteró que están relacionadas con enfermedades y complicaciones de salud.

“La mitad de los residentes tienen enfermedades crónico-degenerativas, como epilepsia, diabetes, e hipertensión”, expuso.

Mientras que el secretario de Desarrollo Social Tijuana, Manuel Figueroa, dijo que el refugio tiene 21 años funcionando y solo han fallecido siete personas, pero los últimos casos son por enfermedades.

Acudieron al lugar para realizar una jornada médica de salud, que llevan a cabo una vez cada dos meses.

“No hacemos un recorrido para detectar algo, hacemos un recorrido normal de los que hemos hecho aquí con el pastor en ocasiones diferente; el día de hoy venimos para evitar esas notas que salen alarmistas de algo que efectivamente pasó”, puntualizó.

Tras incendio murieron 6 ancianos en 2017

Cuatro personas intoxicadas y dos calcinadas murieron en octubre de 2017 al incendiarse el área medica del asilo El Refugio.

Tras la tragedia, autoridades estatales anunciaron que investigarían sobre la causa del siniestro para determinar responsabilidades.

Además, el titular de la Dirección de Protección Civil del Estado, Antonio Rosquillas, informó que el lugar contaba con antecedentes de no tener instalaciones adecuadas para operar.

En esta nota
  • Asilo El Refugio
  • PGJE

Comentarios