No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

Falta de visión no los limita para aprender

El Centro de Capacitación para Invidentes apoya a personas para que sean autosuficientes.

Avatar del

Por José Ibarra

Tanto Eduviges como Francisco acuden al Centro de Capacitación para Invidentes en Tijuana(José Ibarra)

Tanto Eduviges como Francisco acuden al Centro de Capacitación para Invidentes en Tijuana | José Ibarra

Tijuana.- Francisco Barajas es uno de los más avanzados en la clase de música, mientras que Eduviges Martínez apenas tiene un año, pero ha aprendido rápido.

Ella es enfermera jubilada y aunque supo desde la adolescencia que perdería la vista por una enfermedad crónica, asimilarlo fue difícil cuando ocurrió.

“Aunque ya lo sabía, aunque consideré que estaba preparada para ello, la verdad es que no, cuando pierde la vista se le cierra a uno el mundo y no quiere saber nada” declaró Eduviges Martínez, en situación de discapacidad visual.

 

Tanto Eduviges como Francisco acuden al Centro de Capacitación para Invidentes en Tijuana, una asociación civil donde enseñan primeramente cuestiones básicas como lectura en braille, matemáticas, computación, cocina, quehaceres del hogar, valores y psicología.

“Cuando uno pierde la visión podría interpretarse como que te limitas, como que ya llegaste a tu limite como ser humano y ya no hay más, pero no, es simplemente adaptarse y cómo hacer lo mismo, más lento tal vez pero hacerlo” mencionó Roberto Bermúdez, Instructor del Centro de Capacitación para Invidentes.

Roberto es instructor de música y movilidad en la vía pública, él tiene nistagmo, el movimiento involuntario de uno de sus ojos y alrededor de 20% menos de visión y en el otro ojo aproximadamente un 50% menos.

Adicional a la enseñanza de las actividades básicas, otro de los objetivos de esta asociación civil es enseñarle a las personas cómo valerse por si mismas económicamente, a través por ejemplo de la masoterapia, el oficio de impartir masajes.

es simplemente adaptarse y cómo hacer lo mismo, más lento tal vez pero hacerlo

Además de la masoterapia, se enseña música, computación y cocina, especialmente repostería para que tengan la posibilidad de un sustento económico.

“Los compañeros que vienen aquí nos apoyan con una cuota de recuperación que es de 100 pesos mensuales y tenemos un total más o menos de entre 37 y 40 personas aquí” agregó Joel Masón, Vicepresidente de este organismo de la sociedad civil.

El Centro de Capacitación para Invidentes a.c. se ubica en el fraccionamiento La Escondida, en la delegación La Mesa, en la calle Alba y Olivo #4226 y su teléfono de contacto es 6646811792 de lunes a viernes de 9 de la mañana a 3 de la tarde.

Foto: José Ibarra
En esta nota
  • Ceguera

Comentarios