Tijuana

Envía EU a Tijuana a 30 solicitantes de asilo de Texas

Al menos 30 migrantes, que iniciaron su demanda de asilo político en EU en el estado de Texas, fueron expulsados a esta ciudad por la garita El Chaparral.

Avatar del

Por Khennia Reyes

Los centroamericanos, entre ellos algunos menores de edad, fueron deportados ayer por la garita de El Chaparral.

Los centroamericanos, entre ellos algunos menores de edad, fueron deportados ayer por la garita de El Chaparral.

Por primera vez un grupo de aproximadamente 30 centroamericanos que en Tamaulipas habían iniciado su proceso para solicitar el asilo humanitario a Estados Unidos fue llevado a un centro de detención de San Diego y retornado a Tijuana para esperar por lo menos cinco meses si recibirán o no la protección.

Ayer salieron desorientados por la Garita de El Chaparral buscando un teléfono para llamar a sus familiares y un lugar en dónde quedarse en los próximos días mientras valoran la posibilidad de regresar a Centroamérica.

En ese dilema estaba Jaime Estuar, de 28 años y originario de Guatemala, quien junto  con su hija en Reynosa, Tamaulipas, buscó el asilo humanitario estadounidense, por lo que ingresó a un centro de detención de Inmigración y Aduanas (ICE) de McAllen, Texas, durante una semana.

Relató que debido a la saturación del lugar muchos migrantes estuvieron casi en la intemperie soportando las extremas temperaturas.

Hasta que fueron llamados por los agentes del ICE para traerlos en San Diego, California, en avión y mientras Estuar contempló el cielo pensó que ya había conseguido el “sueño americano” con el cual su hija recibiría educación y él conseguiría un trabajo.

“Nos sacaron y nos dijeron que nos íbamos a ir a Estados Unidos en avión, pero todo fue mentiras. Nos llevaron a San Diego, California, y después de tres días nos hicieron un proceso del cual no entiendo por qué nos trajeron a Tijuana”, dijo entre la desilusión.

El guatemalteco agregó que en el ICE de San Diego estuvo tres días con su hija, en donde soportaron la saturación del espacio y el maltrato de los agentes, quienes, dijo, solo hablaban inglés para burlarse de los migrantes.

Será hasta el 30 de septiembre cuando Jaime Estuar y su hija tengan su primera audiencia con un juez de migración estadounidense. Sin embargo, por todo el calvario que ha pasado analiza regresar a Guatemala, pues tampoco cuenta con la documentación que le permita estar en el territorio mexicano.

“Ya aguantamos mucho. Ahorita ninguno de los dos estamos enfermos y prefiero regresar a mi país con la ayuda de mis familiares”, expresó.

Los antecedentes

En junio tres centroamericanos también estuvieron detenidos en el centro de detección  en McAllen, Texas, las autoridades del ICE los llevaron a San Diego y después fueron retornados a Tijuana, sin darse cuenta.

Uno de ellos fue Julio Castellanos, originario de Honduras, quien creyó que había conseguido llegar a Estados Unidos y que por fin se reuniría con el resto de su familia en Houston, Texas.

Sin embargo, su decepción fue grande: El hondureño junto con su hijo de 12 años en realidad estaba en Tijuana.

De manera extraoficial, el INM dijo que esa situación es controlada por Estados Unidos y es una forma de liberar los espacios en los centros del ICE.

Tome nota

 De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración (INM), con el Protocolo de Protección al Migrante (PMP), implementado de manera unilateral por el gobierno de Donald Trump, del 29 de enero a 11 de junio han sido devueltos 19 mil 908 centroamericanos a México.

En esta nota

Comentarios