No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

El ‘Hachiko’ de la Sánchez Taboada de Tijuana

La comunidad lo ha adoptado y algunos creen que el perro espera en el lugar el regreso de su amo.

Avatar del

Por José Ibarra

El perro ha sido adoptado por la comunidad que le lleva agua y comida.

El perro ha sido adoptado por la comunidad que le lleva agua y comida.

Físicamente se parecen y algunos creen que su historia es similar a la de Hachiko, el perro japonés que en la década de los 20’s y 30’s esperaba en una estación del tren el regreso de su amo, un profesor, incluso años después de su muerte.

Se trata de un perrito que se ha ganado el cariño de toda una comunidad en la colonia Sánchez Taboada de Tijuana, tanto así que ya le pusieron casita, le han llevado juguetes, agua y comida a donde duerme en la vía pública.

“Yo pienso y le comenté a mi esposo que el perro tenía un ser querido ahí, que se murió su dueño y que ahí vivía o está enterrado ahí”, declaró Evangelina Reyes, residente de la zona.

“Propiedad de la Sánchez” dice la casita que un ciudadano le colocó a media rampa del bulevar Sánchez Taboada, un lugar extraño para que un animal se quede porque no hay viviendas o comercios alrededor, solamente los automóviles que pasan y los peatones esporádicos.

“Lo que se dice es que su dueño se murió y que el perro no se quiere mover de ahí porque lo espera y ahora la gente ya tiene más corazón por los animales y le pusieron su casita y le llevan comida”, narró Fernando Luna, otro vecino de la colonia.

El perro tiene miedo, difícilmente se deja acariciar o agarrar, y huye cuando alguien se acerca demasiado, es inteligente, pero tiene una personalidad que irradia tristeza.

“Primero estaba nada más ahí, y ya la gente se encariñó con él y le llevan cosas, hay gente buena, pero hay otros que al principio se asustan porque está grande, pero no es bravo, más bien parece que tiene miedo, como que ha sido golpeado o algo así”, agregó Mauricio Peña, otro ciudadano entrevistado en el lugar.

Es conocido como el perrito de la Sánchez pero en redes sociales lo apodan el viejito o Hachiko, el animal que nunca se va y que sin proponérselo ha sacado a relucir la versión más bondadosa de una colonia que en los últimos años ha sido estigmatizada por la inseguridad.

Vecinos compartieron que varias personas han intentado llevárselo para resguardarlo y buscarle un hogar adoptivo, sin embargo, al ver que el perro se aferra a ese sitio han desistido.

 
En esta nota
  • Ladrido informativo

Comentarios