Tijuana

Chocan versiones sobre presunta casa de seguridad

Avatar del

Por Ángel F. González

Chocan versiones sobre presunta casa de seguridad

Chocan versiones sobre presunta casa de seguridad

La esposa de uno de los hombres, señalados como presuntos secuestradores que fueron abatidos en Santa Fe aseguró que el domicilio donde fallecieron no era una casa de seguridad como indicó la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE).

El miércoles por la noche, elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) acudieron a un domicilio ubicado en la calle Mar Adriático de dicho fraccionamiento.

Los oficiales arribaron a dicho inmueble después de que, según un comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, se confirmara que sujetos tenían a un hombre secuestrado en el interior.

“Como resultado de un trabajo de inteligencia e investigación por parte de la Policía Estatal Preventiva (PEP) lograron la ubicación de una casa de seguridad en la colonia Residencial Santa Fe”, se envió en el comunicado.

La SSPE detalló que a la llegada de los policías, los sujetos los recibieron a balazos, por lo que se inició un enfrentamiento.
En el intercambio, cuatro presuntos secuestradores fueron abatidos; sus cadáveres quedaron tendidos en el interior del domicilio, todos portando armas de fuego.

La otra versión
Sin embargo, a un día del enfrentamiento, la esposa de uno de los fallecidos, identificado como Israel Arias Hernández, de 35 años, que prefirió mantenerse anónima, desmintió a la SSPE y aseguró que la casa no era utilizada para secuestro; solo vivían ella, su esposo y sus dos hijas.

“Es una casa normal, vivo con mis dos hijas, vivía con mi esposo”, dijo.

La mujer explicó que el miércoles salió de su casa temprano, acompañada de sus hijas, sin imaginarse lo que pasaría con su esposo.

“Yo salí de mi casa ayer normal con mis hijas y todo esto me tomó por sorpresa igual que a toda la gente”, apuntó.

Ayer, la mujer ingresó al domicilio tan pronto finalizaron los trabajos periciales y reveló que su esposo se dedicaba a la publicidad y no a los secuestros como manejó la autoridad
“Él trabajaba en anuncios luminosos con mi suegro, trabajaban para una empresa; desde ayer quería entrar y no me dejan, todos en mi familia queríamos saber qué pasó, más que nada porque no tengo nada, era lo único que tenía y quería ver cómo había quedado”, explicó.
La mujer se enteró de que su esposo fue abatido mediante las redes sociales y dijo no conocer a los otros tres hombres que quedaron en el interior.

“Para los familiares es algo muy fuerte; no sé quiénes eran porque no he identificado a nadie, solo sé que mi esposo ahí estaba, y lamentablemente pues se dieron las cosas así”, reveló.
En esta nota
  • casa de seguridad
  • Santa Fe

Comentarios